​Descubre si a tu perro le esta afectando un golpe de calor

Los perros (y los gatos) son mucho más sensibles al calor que los humanos, y un día caluroso puede ser muy peligroso si la exposición pasa de lo razonable. Los animales tienen más problemas que los humanos para reducir la temperatura corporal por sí mismos.

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura. Cuanto mayores sean estos, mayores serán los daños.

Los mamíferos tienen un mecanismo que permite a su cuerpo regular la temperatura de los órganos más profundos, Gracias a ello pueden soportar los grandes cambios de temperatura en el exterior. Pero este sistema termorregulador no es suficiente en casos extremos, por lo que si la temperatura sube fede dañar los órganos. La temperatura corporal media de los perros es de 39º. A partir de aquí, cuando va subiendo, se van desencadenando una serie de fallos internos, en la medida que su sistema termorregulador también va perdiendo el control de la situación, que pueden desembocar en la muerte del animal.

Los perros no transpiran, y sólo eliminan el calor mediante tres mecanismos: el jadeo, el sudor, solamente a través de las almohadillas de los pies y las zonas aisladas y de poco pelo, como el vientre.

calor

Síntomas

Aparecen cuando la temperatura interna supera los 42º.

  • Astenia. Falta o decaimiento considerable de fuerzas
  • Temblores musculares.
  • Cianosis. Coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre
  • Negativa a moverse.
  • Respiración muy rápida o muy costosa.
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Alteración del color de las mucosas: encías, …
  • Alteración en la salivación.
  • Tambaleo.

Cómo bajar la temperatura del perro

No se le puede bajar la temperatura de golpe, porque pasaremos a provocarle una hipotermina con los mismos resultados desastrosos. La temperatura debe bajar de forma paulatina y el animal debe rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido.

  • Lo primero que hay que hacer en caso de no poder acudir a un centro veterinario, es  llevarlo a un sitio fresco y sumergirlo en agua a unos 20º o aplicarle un chorro de agua a esa temperatura, hasta que se normalice la respiración.
  • Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fria o un pulverizador de agua. Nunca cubrirlo con toallas húmedas. Si es posible, nos ayudamos con un ventilador.
  • Poner un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, en las ingles y las axilas.
  • Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso.
  • Cuando la respiración sea normal, mantenlo sobre una toalla húmeda.
  • En cuanto sea posible llévalo a su veterinario para que le examinen correctamente.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
36,230FansMe gusta
7,563SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!