El etiquetado con colores, mejora el autocontrol sobre los alimentos calóricos

El etiquetado semáforo, o etiquetado con código de colores, está provocando mucha polémica en la Unión Europea. ¿Beneficia o perjudica la dieta de los ciudadanos? Según un último estudio realizado en Alemania, esta catalogación mejora el autocontrol sobre los alimentos calóricos o poco saludables.

productos-etiquetado

El etiquetado semáforo, es decir, la catalogación de los alimentos por colores, mejora el autocontrol sobre los alimentos calóricos o poco saludables, según un estudio realizado por el laboratorio de análisis clínicos Life & Brain GmbH de Bonn (Alemania).

Y es que, los colores activan áreas cerebrales que motivan o hacen meditar sobre la compra. Aunque las empresas del sector alimenticio no están de acuerdo con este modo de identificación afirmando que no se basan en criterios científicos sólidos.

El estudio, realizado a 35 personas, analizó la actividad cerebral al evaluar las etiquetas nutricionales de productos como el yogur, la comida preparada o el chocolate. Los expertos mostraron a los participantes diferentes productos con dos tipos de etiquetado, el que se suele utilizar en Europa, donde la información se refleja en gramos y porcentajes por porción, o mediante el código de color.

Resultados sorprendentes

Los participantes estarían dispuestos a pagar más por los alimentos que estaban etiquetados con el código de colores pero con el color verde destacado, algo que no sucedía con el mismo producto con el etiquetado nutricional convencional. También se constató que los productos etiquetados con el color rojo provocaban que los participantes del estudio estuvieran dispuestos a pagar menos por el producto.

Etiquetado semáforo en Reino Unido

etiquetado-colores

En Reino Unido se puso en marcha el sistema del etiquetado alimentario por colores para informar sobre el contenido de sal, grasas, azúcares, de este modo los consumidores podrían identificar con más facilidad los alimentos más saludables por su composición.

Esto provocó que varias organizaciones europeas y algunos países como Italia manifestaran su preocupación por este sistema argumentando que era demasiado simplista clasificar los alimentos en tres categorías: rojo, amarillo y verde, ya que no se tenía en cuenta la combinación de los alimentos en un contexto de dieta total.

Incluso algunas empresas de Reino Unido denunciaban este tipo de etiquetado. Por otro lado, la Comisión Europea abrió el año pasado un procedimiento contra el Reino Unido por el uso de este sistema tras haber recibido todo tipo de quejas por parte de la industria alimentaria.

Sin embargo, el reglamento de la UE contempla la posibilidad de que de manera individual un país pueda poner en marcha un plan nacional como este.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,441SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida