El grupo ecologista Seo BirdLife destaca el éxito del proyecto Libera contra la basuraleza en 2018

SEO/BirdLife despide el 2018 con algunos retos cumplidos, con otros que continuarán en nuevo año, y con gratas sorpresas y reconocimientos que se han encontrado en el camino fruto de la dedicación y esfuerzo del trabajo técnico y del apoyo de la gran base social con la que cuenta.​

Más cerca de la gente

Para la ONG decana en la conservación de este país, cerrar el año con un record histórico en el crecimiento de su base social es uno de los mayores retos conseguidos. Gracias a ellos, la conservación del patrimonio natural es posible, como lo es el apoyo de los más de 30.000 voluntarios que SEO/BirdLife moviliza en sus acciones en campo o en sus programas de seguimiento de aves. En 2018 además, gracias a todas las actividades que realizamos, hemos llegado a más de 250.000 personas.

La ventana virtual a la naturaleza que ofrecen las webcams es un nexo con millones de personas. Este año ha sido el que mayor número de cámaras ha tenido SEO/BirdLife activas, llegando a poner en marcha hasta nueve cámaras de ocho especies diferentes con más de un millón de visualizaciones.

Lucha contra la basuraleza

LIBERA se ha convertido en un movimiento ciudadano para acabar con la basuraleza, un término propuesto desde el proyecto para definir el abandono de residuos en entornos naturales. En lo que va de proyecto se han recogido 150 toneladas de basuraleza.

Y en 2018, por primera vez, ponemos en marcha un proyecto destinado a los jóvenes: el Life Followers. Pensado para las generaciones que serán las futuras gestoras propone acciones de voluntariado juvenil para defender los espacios de la Red Natura 2000, la mayor red coordinada de espacios protegidos del mundo.

En el top de la ciencia

Es una de sus señas de identidad, la base sobre la que se forjó esta ONG y en 2018 ha vuelto a dejar claro este elemento diferenciador. Su revista científica, Ardeola: International Journal of Ornithology ha entrado en el ‘top 10’ mundial de revistas ornitológicas.

Los más de 3.000 participantes en los programas de seguimiento de aves respaldan el trabajo de ciencia ciudadana que la ONG desarrolla y ofrece de manera gratuita a las administraciones.

“Es necesaria la investigación científica aplicada a la conservación; debemos conocer los indicadores ambientales esenciales para garantizar el bienestar y la prosperidad de nuestras sociedades”, afirma Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

Un gran esfuerzo del 2018 ha sido reforzar la plataforma eBird, que ha logrado en este año alcanzar los 500 millones de registros de aves en todo el mundo, estando España en las primeras posiciones del ranking de registros. Este año también ha sido la meta del proyecto Lindus2 con el que se ha conseguido conocer más sobre el comportamiento de las aves migratorias y cómo las afecta el cambio climático: se han registrado cerca de 2 millones de aves migratorias en su paso por los Pirineos en los últimos 3 años.

En primera línea de la conservación

Dos sentencias destacan en el 2018 por su importancia en la conservación del patrimonio natural. Pionera es la que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha emitió confirmando por primera vez la responsabilidad de las compañías eléctricas frente a los daños que ocasionan los tendidos a las aves. Además, quedo clara la obligación de adoptar medidas de corrección de aquellas instalaciones que causen electrocuciones a la fauna.

Águila Perdicera electrocutada

Los caudales ecológicos de todos los ríos y humedales de España son los beneficiarios de la otra sentencia destacada de este año formulada por el Tribunal Supremo que ha paralizado las reducciones generalizadas en la aplicación de los ya de por sí ridículos caudales mínimos fijados en los planes hidrológicos.

El fin de la captura de fringílidos ha sido otro gran hito del 2018. Tras la advertencia recibida por la propia Comisión Europea para cumplir con la Directiva de Aves, este año las comunidades autónomas, excepto Madrid, han dado el gran paso de no dar autorizaciones para la captura de aves cantoras.

SEO/BirdLife ha conseguido este año reunir a los pescadores de un centenar de embarcaciones del Mediterráneo en torno al proyecto Zepamed con el fin de identificar las artes de pesca más conflictivas en la captura accidental de aves marinas.

Traspasando fronteras

Y como especie bandera en el trabajo internacional de la organización, este año ha sido el del ibis eremita que, gracias a las medidas de conservación que se han desarrollado desde BirdLife International, SEO/BirdLife y GREPOM, la especie ha pasado de estar en peligro Crítico (CR) de extinción a En peligro (EN). Esto es fruto del trabajo, que desde los años 90, BirdLife International ha desarrollado en Marruecos a través de un programa-país tutelado por SEO/BirdLife, conscientes del grave estado de conservación del ibis eremita.

Más guardianes que nunca

Un hito del 2018 de la organización ha sido la puesta en marcha de un proyecto pionero en la lucha contra los delitos ambientales, el Life Guardianes de la Naturaleza, contra el Crimen Ambiental, que cuenta por primera vez en Europa con el apoyo del Ministerio del Interior. El proyecto tiene por objetivo principal la mejora de la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra el medio ambiente en España, Portugal y en otros seis países de la UE.

 

Aurora Cancela Pérez
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!