Las autocaravanas podrían ser la opción más demandada para pasar las vacaciones este verano

Ya sea por economía, por salud o por los efectos del confinamiento en las ciudades, muchas personas desean pasar un verano al aire libre y en contacto con la naturaleza. Además de las casas rurales, que se perfilan como una de las grandes opciones turísticas, las autocaravanas o roulottes ganan protagonismo esta temporada. Los expertos en el sector señalan que el alquiler de autocaravanas se ha disparado para los meses de julio y agosto.

El alquiler de una caravana o autocaravana es una opción que muchos españoles barajan de cara a planear sus vacaciones de verano tras el confinamiento. Contar con este tipo de vehículos puede tener un coste de unos 200 euros al día y es necesario conocer dónde se puede estacionar y acampar, sin embargo, no es necesario contar con un carnet de conducir especial.

Precios según el vehículo y la temporada

En meses como julio y agosto, pueden costar hasta un 40 % más de lo que valen en temporada baja (por ejemplo, en febrero). En cuanto al tipo de vehículo, incide mucho la capacidad (para cuántas personas es) y el nivel de equipamiento, ya que hay autocaravanas mejor equipadas que otras (electrodomésticos, toldos, paneles solares, baterías, etc…). También hay que tener en cuenta la cantidad de días que se alquilan. En muchos casos, se exige un mínimo de 3 noches y el precio puede mejorar si aumenta la duración del alquiler. De manera orientativa, estas son las horquillas de precio del mercado:

autocaravanas


Al coste de alquiler hay que añadir los gastos de combustible (el consumo de la autocaravana ronda los 15 litros / km) y de parcela, en caso de que se tenga previsto pasar las vacaciones en un camping.

Documentación necesaria


Cuando se viaja en este tipo de vehículos se debe llevar la documentación normal del automóvil (la documentación de la autocaravana es igual) y la de la caravana. Si la caravana es de un peso inferior a 750 kilos, solo se lleva la ficha técnica (no se matriculan) donde debe figurar la homologación de la bola de enganche. Si es de más de 750 kilos, habrá que matricularla, por lo que se tendrá la ficha técnica, el permiso de circulación de la caravana y un seguro propio.

¿Se puede circular con personas dentro del habitáculo?


Dentro de la caravana no se puede viajar, por razones de seguridad. En la autocaravana está permitido circular con personas dentro del habitáculo, siempre que los asientos estén homologados para tal fin y que los pasajeros lleven abrochado el cinturón de seguridad. Pueden viajar por lo general entre cuatro o cinco personas.


Las caravanas tienen establecidas velocidades máximas. Según el Reglamento de Circulación, en autopistas y autovías, con remolque de hasta 750 kilogramos, se puede ir a 90 kilómetros por hora, mientras que para el resto de remolques, a 80 kilómetros por hora.

En carreteras convencionales señalizadas como vías para automóviles y en el resto de carreteras convencionales, siempre que estas últimas tengan un arcén pavimentado de 1,50 metros o más de anchura o más de un carril para alguno de los sentidos de circulación, las caravanas deben circular a 80 kilómetros por hora; y en el resto de las vías fuera de poblado, a 70 kilómetros por hora.

Aparcamiento y estancia

Se puede aparcar la autocaravana en cualquier lugar en el que no se prohíba el estacionamiento y se deben cumplir las normativas sobre tráfico. Se puede comer o dormir dentro del vehículo, ya que su interior es de uso privado. También se pueden poner calzos como medida de seguridad, si está estacionado en un terreno con cierta pendiente (ya que es un elemento de seguridad recomendado). Se puede, alternativamente, apoyar una rueda directriz en el bordillo. En vehículos de más de 3.500 kg de masa máxima autorizada (maa), si la inclinación es sensible, el calzado es obligatorio. No se pueden utilizar piedras u otros elementos. Asimismo, también se puede elevar el techo o abrir claraboyas, sin exceder el perímetro del vehículo.

Se estará mal aparcado (y se considerará acampada), si se sacan sillas, se extiende toldos u otros elementos que sobresalen fuera del perímetro del vehículo; también si se vierte algún tipo de líquido o fluido al exterior y se realiza algún ruido molesto que pueda dañar el descanso de las personas que vivan en los alrededores.

Si se estaciona bien, no se deberíamos tener problemas, aunque, como señala Óscar Gutiérrez, “algunos ayuntamientos (haciendo caso omiso a la ley), aprueban ordenanzas ‘ilegales’ y ponen muchos problemas para estacionar”.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,421SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida