Un mapa interactivo muestra las iniciativas de restricción del tráfico en 200 ciudades

Tras el llamamiento realizado hace unos días por la ONU en el marco del Día Mundial del Medioambiente, denunciando que 9 de cada 10 personas respiran aire contaminado, Greenpeace ha presentado su mapa del “Fin de los Coches Diésel y Gasolina”, una herramienta para poder consultar, de forma interactiva, las diversas acciones que las ciudades y gobiernos están tomando contra los vehículos contaminantes, especialmente en Europa.

‘Clean Air Now’

En los últimos 10 años, países como Alemania, Italia o Bélgica han implantado decenas de medidas para favorecer un aire limpio, ya sea en forma de zonas de bajas emisiones, áreas de tráfico restringido o peajes urbanos. Ahora son ya más de 200 ejemplos los que pueden verse en el mapa, elaborado por Greenpeace a través de su campaña europea ‘Clean Air Now’.

Madrid Central

España no es ajena al movimiento contra la contaminación que causa el tráfico. Entre las medidas que aparecen, destaca ‘Madrid Central’. La medida puesta en marcha por la capital el pasado año ha conseguido reducir la contaminación a mínimos históricos, tras varios años incumpliendo los niveles máximos. Barcelona también tendrá su propia área de bajas emisiones en 2020, que limitará el acceso a los turismos sin distintivo ambiental, los más contaminantes.

En el mapa elaborado por Greenpeace también aparecen Córdoba, Málaga, Palma, Girona, Vitoria-Gasteiz, La Coruña, Pontevedra o Salamanca, ciudades que han limitado el acceso a sus cascos históricos mediante cámaras y peatonalizaciones, con efectos muy positivos en la reducción de ruido, el uso del espacio y las ventas comerciales. Destaca la ausencia de Sevilla que, pese a tener el sistema del ‘Plan Centro’ plenamente instalado, no se ha vuelto a poner en marcha, tras su suspensión en 2011.

Ciudades con menos coches contaminantes

“El objetivo del mapa presentado es demostrar la existencia de un movimiento global en favor de ciudades con menos coches y menos contaminación a través de medidas que desincentiven su uso en favor de modos de transporte más limpios”, ha declarado Adrián Fernández, responsable de movilidad de Greenpeace. En referencia a la intención de retirar Madrid Central, Fernández afirma que “ningún dirigente debería plantearse retirar una medida que, como demuestra el mapa, es común en los países de nuestro entorno. Retirar ‘Madrid Central’ sería un acto irresponsable con la salud pública y con el medioambiente”

urban traffic jam in city street

Greenpeace insta al Gobierno a adelantar el fin del diésel y la gasolina

La presentación del mapa ha coincidido con la acción que varios activistas de Greenpeace han llevado a cabo en Luxemburgo, coincidiendo con la cumbre de Ministros de Transporte de la UE. A la entrada del encuentro, han “estrellado” un vehículo junto al lema “¡No destrocéis el clima!” (Don’t crush the climate) exigiendo medidas inmediatas contra las emisiones del sector del transporte. Pese a que el 27% de los gases de efecto invernadero emitidos en Europa proceden del transporte -de los cuales, casi la mitad se deben al automóvil-, se espera que los ministros ignoren estos datos en su cumbre.

“Los científicos han advertido que tenemos muy poco tiempo para revertir la crisis climática y la descarbonización del transporte debe ser prioritaria, no un punto más de la agenda. Nos parece una oportunidad que los ministros puedan discutir cómo el sector puede y debe incluirse en la estrategia del clima de la UE, porque es imposible abordar el clima sin abordar el transporte”, ha declarado Barbara Stoll, responsable de Clean Air Now, la campaña internacional de Greenpeace por un aire limpio.

Para poder cumplir con el acuerdo de París y limitar el calentamiento global en 1,5ºC, Greenpeace exige a la Unión Europea una reducción en las emisiones del 65% en 2030 y el cero neto en 2040. De acuerdo al informe elaborado el pasado año por el Instituto Aerospacial Alemán, dicho objetivo requiere dejar de vender vehículos diésel y gasolina no más tarde de 2028, mucho antes que la fecha marcada por el Ejecutivo español en 2040.

En el mapa presentado por Greenpeace son varios los países que han adelantado este compromiso a 2030 o antes, como Irlanda, Dinamarca o los Países Bajos. Por este motivo, Greenpeace demanda al Gobierno de España una mayor ambición para limitar las emisiones del transporte y frenar así a tiempo el calentamiento global.

Aurora Cancela Pérezhttp://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Trabaja en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Debe leer

Más de un 30% de los españoles ha consumido sus ahorros durante el confinamiento

Un estudio internacional de Open Evidence, una spin-off de la UOC, ha publicado los resultados finales de su análisis sobre los...

Compartir espacios cerrados durante la desescalada puede aumentar los riesgos de rebrote

Todo el país ha pasado al menos a la fase 1 y algunas comunidades pasan hoy a fases 2 y 3....

Los vecinos de Cobeña que quieran acceder a las instalaciones deportivas y piscina deberán darse de alta por email

En previsión de que sea posible llevar a cabo la reapertura a partir de la Fase II, de instalaciones deportivas y...

Un proyecto piloto para controlar el aforo en las estaciones de Cercanías en tiempo real

Renfe está implementando un proyecto ‘piloto’ que permitirá analizar y controlar el aforo de las estaciones de Cercanías, y ayudará a mejorar...

Los niños cuyos padres tengan que desplazarse por trabajo tendrán prioridad en los campamentos de Colmenar Viejo

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Colmenar Viejo inicia hoy el periodo de inscripción a los campamentos urbanos para este...
32,862FansMe gusta
7,197SeguidoresSeguir
929SuscriptoresSuscribirte

Instagram