Alcobendas es declarada zona catastrófica tras valorar los daños de la borrasca en 5,4 millones de euros

Una de cada diez coníferas de Alcobendas ha sufrido daños durante la gran nevada

El Ayuntamiento de Alcobendas ha anunciado que será declarada zona catastrófica, tras la valoración estimativa inicial de daños en infraestructuras, equipamiento e instalaciones de titularidad municipal es de 5,4 millones de euros tras la borrasca Filomena que ha causado grandes desperfectos en la ciudad.

Los efectos de la tormenta de nieve y hielo provocada por la borrasca Filomena han perturbado gravemente las condiciones de vida de la población de Alcobendas, provocando una grave afectación a los servicios públicos y a la actividad económica y social. Por ello, el Ayuntamiento ha solicitado al Gobierno de España la declaración del municipio como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, en el marco de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 17/2015, del Sistema Nacional de Protección Civil. Una petición que se aprobará, ya que el Consejo de Ministros celebrado el martes 19 de enero acordó autorizar esta declaración de zona catastrófica para los territorios de Madrid y Castilla-La Mancha afectados.

Esta figura se reserva para aquellos casos en los que, a causa de un siniestro, se perturben gravemente las condiciones de vida de la población, una área geográfica determinada o cuando se produzca la paralización, como consecuencia del mismo, de todos o algunos de los servicios públicos esenciales. La valoración estimativa inicial de daños en infraestructuras, equipamiento e instalaciones de titularidad municipal es de 3,9 millones de euros.

En ese sentido, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, visitó Alcobendas el viernes 15 de enero para comprobar algunos de los daños causados por la borrasca Filomena. Aguado mostró su apoyo al Gobierno PSOE-Cs en su solicitud de zona catastrófica “para que así puedan acceder a las ayudas que permitan recuperar la normalidad cuanto antes. Esta borrasca no nos va a parar y Alcobendas seguirá siendo un referente regional”.

El alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera (PSOE), ha puesto en valor la decisión del Gobierno de España de declarar zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil a los territorios madrileños afectados por Filomena: “Es un paso muy importante para responder a las necesidades de los vecinos y vecinas de Alcobendas y paliar los daños personales y materiales que ha causado la nevada”. El alcalde ha solicitado al Gobierno de la nación y a la Comunidad de Madrid “medidas para revertir cuanto antes la situación ocasionada por el temporal de nieve”.

Por su parte el vicealcalde, Miguel Ángel Arranz (Cs), ha subrayado que “esta declaración nos va a permitir que las familias, empresas y autónomos de Alcobendas que han sufrido las consecuencias de esta nevada sin precedentes puedan acceder a ayudas y exenciones fiscales que les permitan remontar la situación”.


Por este motivo, el Ayuntamiento del municipio ha solicitado al Gobierno de España la declaración del municipio como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, en el marco de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 17/2015, del Sistema Nacional de Protección Civil.

Una petición que se aprobará, según comunican desde el consistorio de la localidad en su revista municipal, ya que el Consejo de Ministros celebrado el martes 19 de enero acordó autorizar esta declaración de zona catastrófica para los territorios de Madrid y Castilla-La Mancha afectados.

Dañadas el 10% de las coníferas de Alcobendas

Por otro lado, en el cálculo de los daños ocasionados por la borrasca, el Ayuntamiento de Alcobendas ha indicado que se ha dañado al 10% de los árboles de coníferas y al 2% de los de tipo frondoso que hay repartidos en esta localidad, donde hay 27.141 ejemplares.

Se trata de los resultados de la primera estimación de daños que la nieve y la posterior helada han dejado en la ciudad, según han señalado fuentes municipales.

Los operarios han iniciado ya las pertinentes labores de poda y apeo de árboles para la eliminación de “cualquier elemento de riesgo” para la población.

Una vez que mejore la accesibilidad a los puntos de acopio de materias, se acometerán tareas de carga y traslados a plantas de tratamiento del material apilado, agrega el Consistorio, que adelanta que una parte del material que ha perecido será reutilizado como materia orgánica en los parques públicos.

Además, cuando se despejen todas las zona afectadas, se procederá a los trabajos de destoconado de los árboles que hayan sido cortados para evitar riesgos.

La última fase consistirá en la reposición de árboles en todo el tejido urbano, con empleo de especies adaptadas al entorno urbano y “con menos problemas biomecánicos”.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,284SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida