El cigarrillo electrónico y su resistencia a los fármacos

El cigarrillo electrónico aumenta la resistencia a los fármacos y disminuye la capacidad de las células humanas para matar las bacterias potencialmente mortales, según un estudio de la Universidad de California.

Cigarro_electrónico

Los investigadores del ‘VA San Diego Healthcare System’ (VASDHS) y la Universidad de California, han probado los efectos del vapor del e-cigarrillo en el ‘Staphylococcus aureus’, resistente a la meticilina (SARM), y las células epiteliales humanas. El SARM comúnmente coloniza el epitelio, tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí, de la nasofaringe donde las bacterias y las células están expuestas constantemente a sustancias inhaladas como el vapor del cigarrillo electrónico y el humo del cigarrillo.

La virulencia de SARM se incrementa por el vapor de los e-cigarrillos, según este estudio. Sin embargo, el vapor no hizo a las bacterias tan agresivas como la exposición al humo del cigarrillo detectada en estudios paralelos. Los investigadores, además, analizaron cinco factores que contribuyen a la virulencia de SARM: la tasa de crecimiento, la susceptibilidad a las especies reactivas del oxígeno (ROS), la carga superficial, la hidrofobicidad y la formación de biopelículas.

En particular, este vapor conduce a alteraciones en la carga de la superficie y la formación de biopelículas, que confiere mayor resistencia a la destrucción por las células humanas y los antibióticos. Según los investigadores, una posible contribución al aumento de la virulencia de SARM fue el rápido cambio del pH inducido por el vapor del e-cigarrillo, puesto que su exposición cambia el pH de 7,4 hasta 8,4.

Esta situación alerta a las células activando los mecanismos de defensa, de forma que las bacterias cargan su superficie de manera más positiva, evitando la unión de los péptidos antimicrobianos letales producidos por las células inmunes innatas humanas. Las bacterias también forman biofilms más gruesos, lo que eleva su rigidez y hace a SARM menos vulnerable a los ataques.

Estos cambios hacen que SARM sea más virulenta, aunque cuando la bacteria está expuesta al humo de cigarrillo normal, su virulencia es aún mayor. Desafortunadamente, mientras el vapor cigarrillo electrónico está aumentando la virulencia bacteriana, también está disminuyendo la capacidad de las células epiteliales humanas para matar patógenos.

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!