El Museo del Prado restaurará 6 esculturas junto al Salón de Reinos y mejorará su plaza

El Ayuntamiento de Madrid y el Museo Nacional del Prado han firmado un convenio para la mejora del entorno del Salón de Reinos, cuyo proyecto de rehabilitación arquitectónica y adecuación museística está desarrollando la pinacoteca.

El acuerdo ha sido rubricado por las delegadas de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, y por el director del Museo Nacional del Prado, Miguel Falomir.

El Museo Del Prado mejorará la plaza y seis esculturas

El acuerdo establece que el museo llevará a cabo la reurbanización del espacio urbano inmediato del Salón de Reinos, que incluye la ejecución de una galería de servicios, así como dos escalinatas y una rampa para facilitar el acceso. Al encontrarse este entorno en suelo de propiedad municipal, el Ayuntamiento de Madrid dará las correspondientes autorizaciones y realizará el seguimiento de las obras.

El convenio también incluye la restauración de las seis esculturas actualmente presentes en la terraza norte del edificio del Salón de Reinos. Cuatro de ellas, las que representan a dos reyes godos y a dos reyes asturleoneses, son propiedad del Museo del Prado, mientras que las otras dos, que se corresponden con las representaciones de los reyes Felipe IV y Luis I, pertenecen al Ayuntamiento.

En este sentido, el Consistorio autoriza el traslado y restauración de las dos esculturas de propiedad municipal y la recolocación de todas ellas una vez restauradas en una ubicación privilegiada en la fachada sur del Salón de Reinos, bajo el atrio principal de acceso.

El Salón de Reinos

El Salón de Reinos fue el gran salón de ceremonias y fiestas del Buen Retiro, el palacio que el conde-duque de Olivares mandó construir como casa de recreo para Felipe IV a las afueras de Madrid, junto a la iglesia de San Jerónimo el Real, en la década de 1630.

Su complejo programa decorativo, que evocaba el pasado, el presente y el futuro de la Casa de Austria y celebraba los triunfos del reinado, era una afirmación resonante del poder de la monarquía española.

Hay que clasificarlo, con la Banqueting House de Whitehall y la Galerie des Glaces de Versalles, entre las máximas representaciones plásticas del poder y la gloria principescos en la Europa del siglo XVII.

A pesar de su importancia real y simbólica como punto focal del complejo palacial, el Salón de Reinos parece haber sido una idea tardía en la evolución del Buen Retiro.

Comparte esta noticia en tu red preferida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
36,230FansMe gusta
7,563SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!