Los propietarios de mascotas, cada vez más dispuestos a reforzar la alimentación de sus perros y gatos

Rosanna Cabré es nutricionista PhD y directora de una empresa que se dedica a la fabricación de alimentación Premium para animales de compañía. A su juicio, las empresas que fabrican gamas Premium y superpremium intentan innovar cada día en la introducción de ingredientes de calidad para sus formulaciones.

Su empresa desarrolla un sistema de economía colaborativa con proveedores cercanos, buscando ingredientes de proximidad que se ajusten a los estándares de calidad. Los propietarios de mascotas ven así que la alimentación que le proveen a sus animales es sana y de calidad, pero también más sostenible, pues genera menos impacto ambiental.

Cabré sostiene que los animales de compañía se han convertido en un miembro más de la familia, lo que se traduce en la búsqueda de productos que aporten seguridad. Los propietarios cada vez están más dispuestos a invertir en la alimentación de sus perros o gatos.

¿Alimentación húmeda o seca? La clave es una fórmula mixta

Una de las dudas que sobrevuela a muchos dueños de mascotas es qué tipo de alimentación es la más aconsejable para sus animales, especialmente cuando son domésticos. En 2020 se registraron en España más de 6,5 millones de perros domésticos y casi 4 millones de gatos.

Cuando los animales pasan mucho tiempo en casa se alerta la preocupación de alimentarlos en exceso y que engorden o que incluso sean más sensibles a enfermedades a largo plazo. La respuesta a esa cuestión pasa por el tipo de alimentación. ¿Es mejor darles solo pienso? ¿Solo comida húmeda? ¿Ambas?

La mejor apuesta pasa por la alimentación mixta, que es el método de combinar comida húmeda y seca en la alimentación del animal, para obtener los máximos beneficios de ambos formatos para su salud.

Por otra parte, conviene distinguir entre alimentos para perros y para gatos. Canes y felinos no tienes las mismas necesidades, gustos ni hábitos alimenticios. A ambos les puede resultar apropiada una fórmula mixta de alimentación, pero hay que establecer diferencias significativas entre ambas especies.

En este sentido, un aspecto clave es el de la movilidad. Mientras que los perros, a pesar de que pasen mucho tiempo en casa, siempre pasean, en los gatos su nivel de actividad es mucho más reducido.

¿Cómo combinar comida seca y húmeda en perros y gatos?

La comida seca ayuda a mantener los dientes más limpios, es más sencilla de dosificar y se conserva en buen estado por más tiempo. Si se deja por horas en el comedero, no va a sufrir ningún desperfecto. Además, su precio es menor que el de la comida húmeda.

El segundo caso, la comida húmeda, es especialmente útil  para gatos que son exigentes y sensibles con su alimentación. También es apropiada para perros, porque estimula el apetito. Este formato es más oloroso, su textura es más apetecible y sus sabores son más intensos. No obstante, aquí ya introducimos una diferencia entre perros y gatos, y es que estos últimos escogen la comida por su olor y textura, no tanto por su sabor.

La comida húmeda es menos conocida que la seca, pero no por ella deja de ser una opción de calidad. Ofrece alto contenido en agua, y esto ayuda especialmente a los gatos, que tienden a beber poco y a concentrar mucho la orina. Para los perros también es positiva, porque ayuda a saciar más su apetito sin necesidad de ingerir grandes cantidades de comida.

Si hablamos de formulaciones secas, en Naku tienen la respuesta. A la venta en Zaunk, esta marca de comida cocinada para perros y gatos ofrece recetas deshidratadas naturales y equilibradas, utilizando ingredientes sanos y nutritivos.

Alimentación de perros y gatos, diferencias entre especies

Perros y gatos son las mascotas más comunes en España, y aunque los mimos y cuidados que se les procesan pueden tener similitudes, a la hora de su alimentación es importante establecer muchas distinciones.

Los gatos precisan más hidratación para completar su alimentación. La comida húmeda gana peso en su dieta. En los perros hay menos problemas en ese sentido porque están habituados a ingerir más cantidad de agua.

A su vez, los perros son más omnívoros, lo que influye en las formulaciones de las recetas. Los gatos necesitan un elevado aporte proteico en su comida, en cambio los perros requieren más cereales e hidratos de carbono. Igualmente, los felinos son más selectivos, se podría decir que son más sibaritas, más exquisitos, de ahí la importancia de la textura y el olor. Los perros suelen ser más glotones y menos delicados. Con todo esto, cabe no olvidar que los comportamientos y las necesidades de cada animal van a depender de la edad, el tamaño y el estado de salud.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Noelia
Noelia Martinez. Colaboradora habitual de Crónica Norte. Periodista y socióloga. Me considero muy curiosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
36,230FansMe gusta
7,563SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!