Protege a tu mascota y a tu familia frente a los parásitos

La estrecha relación entre una mascota y las personas es innegable. Hay animales que son uno más en la familia y comparten muchos aspectos del día a día con las personas. Esto implica unos riesgos sanitarios, como la aparición de parásitos en humanos. Es un problema que se produce con más frecuencia de lo que puede parecer y que tiene tratamiento. La desparasitación y la vacunación del animal son las mejores decisiones para evitar problemas tanto en la mascota como en las personas que conviven con ellas en casa. 

Tanto en el campo como en la ciudad, incluso en la casa, los animales se exponen a la llegada de muchos bichos y parásitos que se instalan en su cuerpo y pueden quedarse allí durante un largo periodo de tiempo. Esto supone un problema que se acrecenta a medida que pasan las semanas si no se toman soluciones. Malestar diario primero y enfermedades más graves después pueden ser la consecuencia de esta situación. El siguiente paso es el traslado de estos insectos hacia los humanos. Algunos no se aprecian a simple vista, como las pulgas, y otros, de mayor tamaño, pueden causar daños en la piel, infecciones y, en algunos casos, enfermedades más graves de índole respiratoria o visual. Garrapatas y gusanos son otros insectos que pueden instalarse en el animal y afectar después a las personas. 

Desparasitación de nuestras mascotas

La mejor manera de prevenir esta situación es llevar al animal a un centro especializado para someterse a un proceso de desparasitación, ya que eliminada la fuente de vida de estos parásitos, que es nuestra mascota, se elimina el riesgo. La vacunación también es una buena medida para eludir las posibilidades de transmisión. Es una sencilla intervención llevada a cabo por personal veterinario que no tiene ninguna incidencia negativa ni molestia en el animal. Los perros son los seres más habituales entre las mascotas del hogar y, de hecho, son muy propensos a recibir la llegada de parásitos que después pueden afectar a los humanos. No son los únicos miembros de la fauna doméstica que pueden transmitir enfermedades infecciosas, así que lo más recomendable es recurrir a la opinión de un especialista para que sea éste quien tome la decisión más adecuada. 

Datos: las infecciones aumentan en la UE

El número de mascotas ha aumentado, especialmente en las ciudades; por lo que el riesgo de las transmisiones de parásitos entre los animales y las personas es mayor. La zoonosis en humanos es un problema que afecta a un creciente número de gente, como así lo indican las cifras oficiales. Un informe reciente de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria indica que, en 2019, más de 220.000 europeos sufrieron campilobacteriosis, un problema que surge a raíz de la entrada en el organismo de una bacteria de origen animal; cuya principal consecuencia es la gastroenteritis. Es una cifra que ha ido en aumento durante los últimos años y las previsiones apuntan a que seguirá creciendo si los dueños de los animales no toman las medidas correspondientes.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,568SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!