Se lo estamos poniendo difícil al gorrión

Un estudio realizado por los programas de seguimiento de SEO/Bird Life sostiene que la población de gorriones ha descendido un 7% en el último año. 

gorrión

Pocas aves representan tan bien la convivencia entre seres humanos y aves silvestres como el gorrión común. De hecho, es especialmente dependiente de la actividad del ser humano. Tanto, que es difícil verlo en aquellos lugares donde no existen pueblos y está ausente en las zonas donde falta la actividad humana. Diferentes estudios han alertado de su declive y precisan que los ejemplares que habitan en grandes ciudades desaparecen a mayor velocidad.

Los datos sobre el estado del gorrión se recaban gracias a la información que generan miles de voluntarios que participan en los programas de seguimiento de SEO/BirdLife. De forma sistemática y siguiendo una metodología científica, los participantes anotan y comunican sus observaciones a los técnicos de la ONG, donde la información es analizada. La organización ambiental también aprovecha los datos que miles de aficionados a la ornitología suben a la app móvil e-bird.

“El análisis realizado, incluyendo los datos de la primavera de 2016, nos muestra un nuevo bajón de la población del gorrión común. Sólo en este último ejercicio, la especie cae un 7%”, asegura Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Seguimiento y Estudio de Aves de SEO/BirdLife.

“Es normal que especies de pequeño tamaño tengan fluctuaciones poblacionales grandes. Son aves que se reproducen una, dos o tres veces en la primavera y sacan adelante varios pollos en cada una de esas reproducciones. Pero cada vez son menos los pollos que logran sobrevivir y menos las veces que se reproducen por lo que, aunque en primaveras con buenas características se recupera algo su población, en temporadas peores los bajones son acusados. Este fenómeno ha provocado que el declive del gorrión común en España llegue al 15% desde que tenemos registros, en 1998”, concluye del Moral.

Motivos de desaparición del gorrión

Se han hecho diversos análisis para averiguar qué origina ese declive. Entre otras conclusiones, se ha detectado que los individuos que viven en el interior de localidades de carácter más urbano presentan anemia, malnutrición y un funcionamiento deficitario de sus sistemas de defensa antioxidante. Sin embargo, aves de las periferias de los núcleos urbanos y que, por tanto, viven en entornos más rurales no presentaban ese deterioro. El mal estado de la salud de las aves parece estar relacionado con el exceso de contaminación atmosférica y la falta de alimentos necesarios para el mantenimiento de una dieta equilibrada.

La mejora de la calidad del aire y la adopción de planes de urbanismo que incluyan una mayor densidad de espacios verdes de buena calidad pensados para el uso no sólo de los ciudadanos, sino también para cubrir las necesidades de otras especies urbanas, mejoraría de forma sustancial la viabilidad de las poblaciones de gorriones y otras muchas especies en entornos urbanos.

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!