Si no te hidratas baja tu rendimiento

Pasarse nueve horas sin ingerir ningún líquido puede desembocar en un descenso del rendimiento a niveles estadísticamente significativos.

beber-agua

Así lo ha asegurado la jefa de la Unidad Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Carmen Gómez-Candela con motivo del XIV Congreso de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM) que se celebra estos días en Madrid, destacando que si esta ausencia de líquidos se prolonga durante 24 horas puede condicionar un descenso en las habilidades mentales y psicomotoras.

Según Gómez-Candela, diversos estudios han constatado un incremento en la fatiga, una dificultad de discriminación y pérdida de memoria cuando se sufre una deshidratación moderada (2,8 por ciento de pérdida de peso).

agua

Causas de la deshidratación

La deshidratación puede aparecer debido a un aumento de necesidades, como calor excesivo, o de pérdidas, como la diarrea, y existen diferentes tipos en función de la cantidad de líquido perdido, la rapidez de la pérdida y la pérdida paralela de solutos/electrolitos.

El tipo de deshidratación dependerá del porcentaje de la pérdida de peso, de modo que se considera leve cuando se trata de un descenso del peso corporal del 1 al 3 por ciento, y severa, cuando la pérdida es mayor del 5 por ciento.

agua

Asimismo, las necesidades de agua y líquidos son también muy diversas y varían en función de la edad, sexo, tipo de alimentación, clima, ejercicio, vestimenta, etc.

Ingesta de líquidos según la edad

La European Food Safety Authority (EFSA) ha publicado recientemente los valores de referencia de ingesta adecuada de líquidos por grupos de edad, estableciendo 1.600 mililitros al día para niños de entre 4 y 8 años, frente a los 1.900 mililitros al día recomendados para niños y 2.100 mililitros al día para niñas, de entre 9 y 13 años.

En el caso de adolescentes y adultos, establece una ingesta de 2 litros para las mujeres y 2,5 litros para los hombres, siendo esta recomendación similar para los ancianos, ya que en ellos se deteriora la capacidad para conservar el agua en el organismo, y se pierde la sensación de sed.

La EFSA recomienda, asimismo, que las mujeres embarazadas aumenten su ingesta de líquidos en función al aumento en el consumo de energía que realicen, y para las mujeres en periodo de lactancia, que este incremento de líquidos sea de 700 mililitros al día, en relación a las mujeres no lactantes de la misma edad.

 Fuente: EP

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!