El submarino de Greenpeace captura imágenes de una parte del océano Antártico nunca antes explorada

Greenpeace ha grabado las primeras imágenes submarinas de una parte del fondo marino antártico nunca antes explorada por el ser humano. La filmación muestra un fondo marino cubierto de vida, así como indicaciones claras de un ‘ecosistema marino vulnerable’, una fuerte evidencia de la necesidad de un Santuario del océano Antártico para proteger especies como ballenas y pingüinos.

Un Santuario marino

Greenpeace se encuentra actualmente en el océano Antártico para pedir la creación de un santuario marino de 1,8 millones de kilómetros cuadrados, que sería el área protegida más grande de la Tierra.

John Hocevar, un biólogo marino de Greenpeace que dirigió el submarino, señala que “nuestra primera inmersión en el océano Antártico fue increíble. No sabíamos qué íbamos a encontrar y hemos visto mucha vida y muy diversa. Había muchas especies de esponjas, corales, ascidias, una enorme variedad de estrellas de mar y otras especies relacionadas, ofiuras y crinoideos. Es increíble cómo todo el fondo se encuentra cubierto de vida. Realmente no lo esperaba. Espero que el trabajo que estamos haciendo aquí muestre exactamente por qué necesitamos proteger este precioso ecosistema“.

Ecosistema Marino vulnerable

Por su parte, la doctora Susanne Lockhart, que acompañó a Hocevar durante la inmersión en submarino (con capacidad para dos personas), asegura que “esta es solo una etapa inicial del trabajo de investigación que estamos haciendo, pero en las imágenes que hemos grabado hay indicios claros de la existencia de un ecosistema marino vulnerable. Vamos a seguir explorando el fondo marino para ayudar a determinar qué áreas específicas deberían ser una prioridad para la protección de la pesca industrial en estas aguas cristalinas, así como para recopilar un conjunto de evidencias que apoyen las propuestas de protección en el océano Antártico”.

Pilar Marcos, responsable de la campaña para Salvar el océano Antártico de Greenpeace, explica que “más de medio millón de personas ya han respaldado la petición de un Santuario del océano Antártico, un refugio seguro de 1,8 millones de kilómetros cuadrados para pingüinos y ballenas. El movimiento para crear la mayor área protegida de la Tierra crece día a día“.

Tres meses en la Antártida

El buque Arctic Sunrise de Greenpeace se encuentra en una expedición de tres meses a la Antártida para realizar investigaciones científicas, incluidas inmersiones submarinas en el fondo del mar y muestras de contaminación plástica, para resaltar la necesidad urgente de crear el área protegida más grande del mundo y salvaguardar los frágiles ecosistemas antárticos.

La propuesta, que ha surgido de la Unión Europea y ha sido apoyada por el Gobierno alemán, será discutida por la Comisión del Océano Antártico en su próxima reunión, en octubre de 2018. La expedición de Greenpeace durará tres meses, de enero a abril de este año.

Las imágenes recogidas durante las inmersiones submarinas se enviarán a la Comisión del Océano Antártico para obtener protección específica, localizada y fortalecer las propuestas de protección marina en la Antártida.

Esta inmersión se produce un día después de que la estrella de “Stranger Things”, David Harbour, lanzara un desafío en Twitter para alcanzar 200,000 retweets y así poder unirse a la expedición antártica de Greenpeace.

Aurora Cancela Pérez
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!