Tu rutina facial es más importante de lo que piensas

A veces, por estar muy ocupadas o por pereza, no le dedicamos el tiempo suficiente a nuestra piel, pero, sin embargo, el cuidado diario es fundamental no solo para que tenga una buena apariencia, también para que se mantenga saludable. Todo tipo de piel, independientemente de que esta sea seca, mixta, grasa o sensible, necesita una rutina facial diaria adaptada a sus necesidades.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y también el que está más expuesto los 365 días del año, por eso hay que mimarla y protegerla para que esté en perfectas condiciones. Factores externos como la contaminación o lo rayos solares pueden perjudicarla, al igual que otros aspectos como el estrés o una limpieza incorrecta.

Tener una rutina facial diaria no es complicado, solo hay que tener un poco de constancia y usar los productos correctos, que no significa un gran desembolso económico, siempre y cuándo sepas comprar inteligentemente y aprovechando descuentos especiales u ofertas especiales como las de Black Friday 2022 o incluso las de Navidad,y así adquirirlos al mejor precio.

¿Cómo llevar a cabo la rutina facial?

Si no sabes cómo hacer tu rutina de limpieza no te preocupes, porque vamos a explicarte una forma muy sencilla para que la puedas llevar a cabo diariamente sin problemas. Lo ideal sería que lo hicieras dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, pero si decides hacerlo solo una vez te recomendamos que lo hagas antes de acostarte.

Toma nota porque estos pasos son muy fáciles y no tendrás que dedicarles mucho tiempo, pero recuerda que seguir el orden que te indicamos es muy importante para realizarla correctamente tanto de día como de noche.

Primer paso: limpieza

Para comenzar, en el caso que lleves maquillaje, utiliza una leche limpiadora o agua micelar para retirarlo por completo. Ten especial cuidado en la zona de los ojos, ya que la piel de los párpados es más fina y delicada. Aunque la máscara de pestañas suele ser difícil de retirar no frotes la zona, hazlo de una manera suave, con un algodón. Cuando hayas eliminado cualquier rastro de maquillaje, te recomendamos un limpiador facial gentil con tu piel, nosotros recomendamos el limpiador facial profundo de Atida ya que limpia en profundidad creando una ligera espuma que retira las impurezas y células muertas del rostro y regula la producción de sebo. Para terminar aclara el producto y seca la cara con una toalla hasta eliminar el exceso de humedad de tu piel.

Te recomendamos además, que una vez a la semana utilices un gel exfoliante que limpie los poros en profundidad, active la circulación y elimine los puntos negros, en el caso de que los tengas. Tan solo tienes que aplicar un poco de producto en el rostro previamente humedecido y masajearlo median movimientos circulares. Evita la zona del contorno de ojos y pasados unos minutos retira el producto con abundante agua tibia. 

Segundo paso: tonificación

El tónico tiene la función de cerrar los poros y equilibrar el pH cutáneo, por eso se aplica y no se aclara. Coloca un poco de producto en un disco de algodón y realiza pequeños toquecitos por toda la cara. 

Tercer paso: hidratación

Después de usar los limpiadores faciales, llega el turno de la hidratación, ya que la piel necesita recibir los nutrientes que le aporten todo lo que necesita. El producto tiene que estar formulado para tu tipo de piel o para tratar algún problema en concreto como manchas, arrugas, falta de elasticidad, cicatrices, acné, etc. Aplica una crema de día o de noche mediante un ligero masaje hasta que la piel la absorba por completo, ya que tienen una textura muy densa.

Para una hidratación extra, una vez a la semana aplícate una mascarilla y deja que actue alrededor de 20 minutos para que sus principios activos penetren en la piel. No te excedas en el tiempo que indica el fabricante porque eso no significa que obtengas mejores resultados. Una vez pasado el tiempo, aclara la mascarilla con agua tibia y seca bien la piel con una toalla.

Cuarto paso: contorno de ojos 

En la zona del contorno de ojos hay que usar una crema específica, ya que es un tipo de piel diferente al del resto de la cara. Al ser muy delicada necesita un producto formulado específicamente para sus necesidades que pueden ser bolsas, arrugas, ojeras o hidratación. Aplícalo mediante pequeños toquecitos con el dedo anular, aunque hay productos cuyo envase llevan su propio aplicador.

Quinto paso: protección

En el caso de que realices esta rutina por la mañana, ten en cuenta la aplicación de una crema con protección solar que proteja tu cutis de los rayos solares cuando salgas al exterior. No importa si es invierno y el día está nublado, no te confíes, ya que seguirmos recibiendo la radiación solar igualmente. Te recomendamos  que uses una crema con un SPF de 50 que tendrás que renovar cada dos horas.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 32 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
36,230FansMe gusta
7,564SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!