Un nuevo fármaco podría romper la barrera de acceso al cerebro para luchar contra el párkinson

El Instituto de Bioingeniería de Cataluña impulsa un proyecto que permitirá que un fármaco pueda superar la barrera hematoencefálica, un factor limitante en el diseño de nuevas terapias para las enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central como la enfermedad de Parkinson.

El Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) lanza la campaña de captación de fondos “A por el párkinson” para desarrollar una estrategia en la lucha contra la enfermedad de Parkinson que consiste en la creación de un anticuerpo que se utilizará como mecanismo de transporte de un fármaco a través de la barrera hematoencefálica.

El proyecto, liderado por Silvia Muro, investigadora ICREA en el IBEC, se ha incluido en el programa Faster Future, dirigido a acelerar la investigación científica para hacer llegar a hospitales y pacientes proyectos que ya se encuentran en una etapa avanzada de desarrollo.

Relación entre los pacientes de párkinson

Esta innovadora investigación de Silvia Muro se basa en estudios recientes que muestran que muchos de los pacientes de párkinson tienen una deficiencia en una proteína que ayuda a eliminar los lípidos en las neuronas responsables de controlar nuestros movimientos (dopaminérgicas).

Este defecto causa un acúmulo anormal de lípidos que termina por provocar la muerte de las neuronas, lo que contribuye a los síntomas típicos de la enfermedad, como los trastornos en el equilibrio, los temblores y la rigidez muscular.


Silvia Muro en su laboratorio del IBEC. / IBEC

Actualmente existen fármacos en el mercado eficaces en la eliminación del acúmulo anormal de grasa en otras células del cuerpo que también podrían funcionar para eliminar el exceso de lípidos en las neuronas, pero hace falta el mecanismo de transporte que lo lleve al cerebro a través de la barrera hematoencefálica que lo protege.

La barrera hematoencefálica, el sistema de células que mantiene al cerebro protegido de las sustancias nocivas que le podrían llegar a través de la sangre, también evita que le lleguen la mayoría fármacos, dificultando el tratamiento de las afecciones neurológicas como el párkinson. “La barrera hematoencefálica es el paso limitante para numerosas terapias neuronales. Al no poder penetrar en el cerebro, muchos fármacos que se descubren resultan inservibles”, comenta Muro.

Una estrategia con muchas posibilidades


Para poder tratar estos tipos de afecciones, es necesario diseñar agentes terapéuticos que sean capaces de atravesar esta barrera, y esa es la clave del proyecto presentado por el IBEC.

“Hemos identificado un nuevo mecanismo de transporte a través de la barrera hematoencefálica y tenemos un anticuerpo prototipo con el que hemos podido transportar moléculas en modelos celulares y en animales de laboratorio. Ahora solo necesitamos obtener un anticuerpo basado en este prototipo para poder usarlo en humanos”, comenta Muro.

“El desarrollo de un método de transporte que permita traspasar esta barrera no solo será útil para la enfermedad de Parkinson, sino que abrirá las puertas a un gran número de terapias dirigidas a tratar enfermedades del sistema nervioso central”, comenta Muro.

Estrecha relación entre el Alzhéimer y el Párkinson

De entre las principales enfermedades neurodegenerativas detectadas en el mundo, las dos primeras, el alzhéimer y el párkinson, están estrechamente relacionadas con el proceso de envejecimiento.

Los factores principales de la prevalencia e incidencia de estas enfermedades son el incremento poblacional, el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población, hasta el punto que en 2040 se prevé que el párkinson sea la enfermedad grave más común, superando los 12 millones de personas afectadas en el mundo.

“Desde el Instituto de Bioingeniería de Cataluña queremos poner el foco en esta enfermedad porque sabemos que la esperanza de vida va en aumento, pero también las enfermedades asociadas al envejecimiento, y los grandes retos de las ciencias de la salud actualmente consisten en alcanzar una longevidad sana”, comenta Josep Samitier, director del IBEC.

Aurora Cancela Pérezhttp://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Trabaja en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Debe leer

La compañía estadounidense, Airbnb, despedirá al 25% de sus empleados pero mantendrá su seguro médico 12 meses

La cadena de alquileres turísticos online Airbnb va a despedir a 1.900 de sus 7.500 trabajadores, casi una cuarta parte de...

El Museo de Historia convoca un concurso de fotografía para documentar el estado de la capital durante la pandemia

El Museo de Historia de Madrid quiere dejar testimonio gráfico de cómo han vivido los madrileños durante la pandemia de la...

Una primavera lluviosa y el confinamiento de las personas ha propiciado la proliferación de insectos polinizadores

La primavera más lluviosa del siglo ha coincidido con la interrupción de las actividades de gestión de las zonas verdes urbanas,...

El centro Conecta de Alcobendas sólo ofrecerá acceso libre a internet y asesoramiento tecnológico durante la fase 1

Tras la reapertura de la Casa de las Asociaciones, el Centro de Nuevas Tecnologías – Conect@ reabre sus puertas de manera...

Madrid Content City, el macroproyecto audiovisual situado en Tres Cantos comienza la construcción de las fases 2 y 3

Este martes, 2 de junio se ha procedido a la colocación de la primera piedra de la segunda y tercera fase...
32,849FansMe gusta
7,199SeguidoresSeguir
929SuscriptoresSuscribirte

Instagram