Vox Alcobendas ha solicitado al gobierno PSOE – Ciudadanos nuevas subvenciones, bonificaciones y ayudas para familias y empresas.

Artículo de Fernando Montenegro / Portavoz de VOX Alcobendas

Vox en Alcobendas entiende la política local como la manera de llevar a cabo medidas que tengan un efecto directo sobre la calidad de vida de los vecinos. 

Es decir, utilizando las competencias de un Ayuntamiento, mejorar los servicios básicos que todos queremos tener: limpieza, seguridad, mantenimiento de nuestras calles,… y realizar las inversiones necesarias en nuestra ciudad. En nuestro caso, además, buscando una reforma profunda de la Administración Local, de tal manera que, combinando este aumento de su eficiencia con la eliminación de todo gasto ideológico o inútil y rebajando el gasto político, podamos realizar todas las mejoras no sólo no incrementando los impuestos sino reduciendo la carga fiscal.

En esa línea de trabajo, presentamos en el último Pleno de noviembre, una propuesta al equipo PSOE Ciudadanos para que se llevaran a cabo ayudas a empresas, autónomos y familias para apoyar la creación de riqueza y empleo y la renta disponible en un momento de previsible crisis de consumo. 

Además, proponíamos también incrementar la dotación presupuestaria para ayudas sociales a los más necesitados, anticipándonos a un aumento de estas situaciones debido al entorno económico hostil.

Evidentemente, para afrontar estas ayudas es imprescindible reducir gastos y, en nuestra propuesta, incluíamos eliminar gastos inútiles, como el sobrecoste en energía por torpeza del equipo de gobierno PSOE Cs, – llegaron tarde a realizar la contratación y eso les ha supuesto gastar más de 2,8MM€ adicionales -,  así como cursos de adoctrinamiento sexual para jóvenes a los que, según las propias cifras del gobierno, entra una persona cada cuatro días, con importe de 380.0000€ o el millón de euros que pretenden gastar en un Alcobendas Central, al más puro ejemplo del Madrid Central de Carmena y Almeida y que de nada sirve a los ciudadanos.

Votaron en contra socialistas y ciudadanos, argumentando que “el Ayuntamiento también lo pasa mal con la inflación” y que “las subvenciones que proponía Vox eran muy complejas”, cuando ya han sido aplicadas en otras ciudades.

También fue sorprendente la abstención del Partido Popular. Parece que cuando se trata de reducir gasto político y eliminar todo gasto ideológico inútil, Vox siempre se queda solo.

Seguiremos insistiendo para que se apoye a la economía real, como es obligación de las Administraciones en un momento como éste y para que se atienda con eficacia y recursos a los más necesitados, ahorrando en gastos ineficientes y absurdos que nada aportan.

En cualquier caso, ya queda menos para mayo de 2023.

Comparte esta noticia en tu red preferida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
36,230FansMe gusta
7,579SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!