Cocinar los alimentos y refrigerarlos podría evitar el excesivo desperdicio de comida que se produce en Europa

Los alimentos cocinados suelen durar más tiempo en condiciones adecuadas de refrigeración que los crudos

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) afirma que se tiran aproximadamente 1.300 millones de toneladas de alimentos al año.

Procedencia del desperdicio

Los europeos se sitúan los primeros en derrochar comida que proviene:

  • El 53% de hogares
  • El 19% del procesado de alimentos
  • El 12% de los servicios de catering y restauración

Este desperdicio está motivado por la compra excesiva de comida, las raciones desmedidas en los platos, tirar las sobras a la basura, conservar de mala manera los alimentos y tirar los envases cuando ha pasado la fecha de consumo preferente.

Deterioro y conservación de alimentos frescos

Los alimentos frescos se deterioran con el tiempo por tres motivos:

  • Acción de organismos vivos
  • Acción fisicoquímica del entorno
  • Actividad biológica del propio alimento

Este deterioro implica al sabor, al olor y al valor nutritivo, y además, compromete la seguridad microbiológica del alimento. Para evitar este deterioro, lo mejor es la conservación de los alimentos en frío, ya que retrasa los procesos biológicos que permiten la proliferación de bacterias y otros microorganismos responsables de este deterioro.

Se recomienda conservar los alimentos en refrigeración o congelarlos cuando no van a ser consumidos inmediatamente.

Conservación alimentos

Cómo guardarlos

El objetivo de cocinar los alimentos es hacer que se puedan comer con el tiempo y eliminar los posibles microorganismos presentes en los alimentos crudos.

No se deben juntar los alimentos cocinados con los alimentos crudos, ya que podría producirse contaminación cruzada a través de verduras o carnes crudas.

Al cocinar los alimentos y eliminar sus microorganismos, esta comida suele durar más tiempo en refrigeración que los alimentos crudos:

  • Las carnes cocinadas necesitan temperaturas de refrigeración entre los 1 y 4ºC y se pueden conservar en la nevera entre 1 y 4 días.
  • El marisco y el pescado cocinado se pueden conservar en refrigeración durante 3 y 4 días.
  • Las verduras cocinadas se pueden conservar en refrigeración entre 3 y 5 días.
Comparte esta noticia en tu red preferida
Paula de Marcos Aragónhttps://www.cronicanorte.es
Paula de Marcos Aragón, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Algete. Es redactora en prácticas en Crónica Norte desde 2021. Aficionada a la fotografía y a los reportajes y documentales de periodismo de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,570SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!