Consejos para una vacaciones saludables

La Comunidad recuerda las medidas preventivas para disfrutar de unas vacaciones saludables. Insiste en extremar las medidas de precaución en las piscinas y vigilar especialmente a los menores, así como evitar la exposición solar entre las 11 y las 16 horas y usar un factor de protección no inferior a 15.

pareja-playa-relax1

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid recuerda que durante el verano hay que extremar el cuidado de niños y mayores y adoptar medidas de precaución frente a los riesgos del calor y las actividades de ocio en el mar o piscinas.

Precaución en la piscina

Como primera medida, los técnicos de salud pública recuerdan a los bañistas que guarden medidas de precaución, como elegir la piscina en función de su profundidad y, en especial, que vigilen a los menores, evitando que se acerquen solos a los bordes. Además, se aconseja educar al niño para que no entre en el agua bruscamente después de una exposición prolongada al sol o de una comida copiosa.

Con respecto a la exposición solar, los expertos recuerdan que las radiaciones solares pueden provocar efectos perjudiciales como el envejecimiento prematuro de la piel, quemaduras, insolación, o lesiones cancerosas. Es imprescindible usar cremas fotoprotectoras con un factor de protección (FPS) medio-alto, no inferior a 15, que filtren tanto los rayos ultravioleta tipo A (UVA), como los de tipo B (UVB).

quemaduras-solares

Las personas de piel clara y/o cabello rubio deben utilizar cremas con mayor factor de protección. Las cremas se deben usar a diario, incluso losdías nublados, y aplicárselas cada 2 horas. Hay también que evitar la exposición solar entre las 11 y las 16 horas, usar gafas que absorban la luz ultravioleta y para los labios pueden emplearse barras o lápices fotoprotectores.

Hidratación y dieta

La Consejería de Sanidad aconseja beber abundante agua, con frecuencia, al menos dos litros al día aunque no se sienta sed, así como evitar las bebidas muy azucaradas, las alcohólicas, café, té o cola, así como los líquidos excesivamente fríos y las comidas calientes, copiosas y de digestión lenta. En verano, conviene aumentar el consumo de frutas y verduras, como gazpachos ligeros y ensaladas frías, que recargan el organismo de sales minerales y evitan la deshidratación. Hay que aprovechar nuestra dieta mediterránea.

Los expertos en seguridad alimentaria recuerdan que con el clima caluroso las bacterias se multiplican rápidamente. Por eso es importante extremar los cuidados y no dejar alimentos fuera del frío durante más de una hora. En caso de que se quiera guardar comida sobrante, se debe guardar en la nevera nada más terminar de comer.

Resulta fundamental mantener separados los alimentos crudos de los alimentos ya cocinados para que no se contaminen. Para evitarlo, se deben usar superficies y utensilios diferentes, como cuchillos y tablas de cortar, para manipular alimentos crudos y alimentos cocinados, conservándolos en la nevera en recipientes separados y tapados. Además, no se debe colocarla comida ya cocinada en el mismo plato donde estuvo cruda.

beber agua

Precaución durante los viajes

Si se opta por viajar al extranjero, se tiene que disponer de lo necesario para una atención médica, como tarjeta sanitaria, seguros médicos o un pequeño botiquín. Si se viaja a países exóticos es muy importante consultar con tiempo la necesidad de vacunarse contra enfermedades que puedan existir en el país de destino.

Se advierte también de los cuidados que hay que tener con los niños al cambiar de vivienda durante las vacaciones de verano, como verificar las condiciones de seguridad de la nueva residencia para evitar posibles riesgos. En este sentido, es recomendable realizar una revisión de ventanas, escaleras, aparatos eléctricos y balcones, y es conveniente conocer rápidamente los alrededores de la casa fijándose en los accidentes del terreno, el tráfico, los pasos de cebra y en general en aquellos aspectos que pudieran constituir un riesgo para los niños.Sanidad recuerda que se deben usar los dispositivos de seguridad del vehículo, y en el caso de niños, usar sillas homologadas según peso y talla, revisando previamente su estado y anclajes. Los animales deberán ir con su dispositivo de seguridad o en un trasportín.

Conviene dormir bien la noche anterior, planificar paradas cada 2 horas, y beber agua para mantener una buena hidratación. No se debe conducir en las horas de más calor y hay que evitar conducir tras comidas copiosas.

[calameo code=000002117af4a03496e5b width=640 height=380]

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!