Díaz Ayuso anuncia un nuevo servicio de atención y apoyo a las familias en las residencias de mayores que empezará a funcionar en marzo

Servirá para canalizar las cuestiones planteadas por los usuarios y sus allegados y agilizar su resolución

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz  Ayuso, ha anunciado hoy la creación de un Servicio de Atención y Apoyo a las Familias de usuarios de las residencias públicas de mayores de la región

El objetivo de esta medida es ofrecer una asistencia integral a los familiares de los  residentes y agilizar la resolución de las cuestiones que puedan plantear, según ha detallado Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, en su comparecencia tras el Consejo de Gobierno celebrado de manera extraordinaria en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares.  

Esta nueva medida supondrá la apertura de una oficina en cada una de las 25  residencias públicas gestionadas por la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) y en los 18 centros de gestión indirecta propiedad la Comunidad de  Madrid. Estarán atendidas por personal dependiente de la Dirección General de  Evaluación, Calidad e Innovación que reportará directamente a la Consejería de  Familia, Juventud y Política Social y se encargará de mantener un contacto directo  con los familiares de los usuarios. 

Los profesionales de estas oficinas canalizarán los temas que planteen en relación con la atención que reciben sus seres queridos y harán un seguimiento de los mismos, informándoles de los avances que se produzcan. Estas cuestiones  llegarán inmediatamente al personal de la Consejería, lo que permitirá conocer de primera mano las posibles incidencias, preparar la respuesta de forma más rápida y ofrecer una solución acorde a las necesidades planteadas.

Funciones del Servicio de Atención y Apoyo a las Familias

Entre las funciones del Servicio de Atención y Apoyo a las Familias también estará  intermediar en conflictos que se puedan generar o coordinar el programa de  bienvenida a los centros para los nuevos residentes, con un seguimiento especial  en los primeros días de estancia del usuario que lleve a aclarar las dudas que  surjan a sus familiares.  

Las primeras oficinas se abrirán en una decena de residencias públicas del AMAS a partir de marzo a través de una experiencia piloto, y posteriormente se  extenderán al resto de centros con un horario de atención presencial que  coincidirá con el establecido para las visitas, con el objetivo de facilitar al máximo  el contacto del servicio con los familiares. 

Participación en los Consejos de Residentes

La Comunidad de Madrid también va a impulsar la participación de los familiares  en los Consejos de Residentes, órganos de consulta de los centros que analizan el día a día de estos recursos, participan en la elaboración de las normas de  convivencia y realizan propuestas sobre el programa de animación o las necesidades de las instalaciones para mejorar la calidad de la atención. 

Para ello, introducirá una modificación en la composición de estos órganos,  formados por el equipo directivo y una representación de los usuarios de los  centros públicos. Hasta ahora podían participar los familiares que ejercían la tutela  legal de residentes incapacitados judicialmente, y con este cambio se  transformarán en Consejos de Usuarios y Familiares que permitirán la entrada de  allegados que no tengan esta condición, potenciando la representación de  personas que tengan deterioro cognitivo.

Visitas virtuales a las 25 a las residencias públicas

La Comunidad de Madrid ofrece una visita virtual a sus 25 residencias públicas de mayores, que se pueden recorrer gracias a las imágenes de 360° de cada uno de sus espacios, y a la que se puede acceder a través del portal web oficial de la Administración autonómica. Esta iniciativa va a servir para  que las familias que están en proceso de obtener una plaza, puedan conocer los centros sin necesidad de desplazarse, y también para ver sus emplazamientos más relevantes. 

Cada recorrido consta de 20 a 30 tomas fotográficas en 360º, interiores y  exteriores. Las capturas realizan un barrido circular de los ambientes, libres de  obstáculos y personas, para poder comprobar el estado real de las instalaciones  y de los servicios ofrecidos en todos los centros. 

Con estos recursos se muestra desde el aspecto exterior del edificio hasta sitios menos accesibles como las cocinas, pasando por los lugares colectivos, como  salas de estar, jardines, terrazas o comedor, así como los privados, como  habitaciones y baños. 

Las 25 residencias públicas que gestiona directamente la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) cuentan con 6.225 plazas autorizadas. Se trata de los  centros para personas mayores Adolfo Suárez, Alcorcón, Arganda del Rey,  Cisneros, Colmenar Viejo, Doctor González Bueno, Francisco de Vitoria, Gastón  Baquero, Getafe, Goya, Gran Residencia, La Paz, Manoteras, Navalcarnero,  Nuestra Señora del Carmen, Parla, Reina Sofía, San Fernando de Henares, San  José, San Martín de Valdeiglesias, Santiago Rusiñol, Torrelaguna, Vallecas,  Villaviciosa de Odón y Vista Alegre.

Las residencias públicas de la región obtienen una calificación de 8,03 por el cuidado a sus mayores 

La Comunidad de Madrid ha obtenido en 2022 una calificación de 8,03 en el cuidado que presta a los mayores en sus 25 residencias públicas gestionadas por la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) tras entrevistar a 817 usuarios de estos centros, en una encuesta en la que que  también han participado 1.351 familiares de personas con deterioro cognitivo.  

Las respuestas facilitadas por los residentes han permitido evaluar específicamente 23 parámetros de calidad –todas han aprobado- que se  organizan en 8 categorías: Asistencia y cuidados; Personal; Organización y  normas de funcionamiento; Instalaciones y equipamiento; Alimentación; Lavandería y cuidado de la ropa; Clima y convivencia, y Actividades sociales y  culturales. 

El Índice de Calidad Percibida (ICP) sitúa 20 de los 23 elementos analizados por  encima del 8, destacando la correcta administración de medicamentos (9,19), la  ayuda en el aseo y cuidado personal (9,07) y la atención prestada por el personal  (8,77). El cuidado de la ropa personal recibe un 7,57 y la elaboración de comidas,  un 5,03

Por su parte, los datos del sondeo a 1.351 familiares de usuarios con deterioro  cognitivo ofrecen una valoración global de 7,67, con 21 de los 23 parámetros de  calidad por encima del 7. Entre los más apreciados, con un 8,3, se encuentran la  administración de los medicamentos, el buen trato del personal, la limpieza y las  facilidades de desplazamiento, mientras que el sentimiento de que sus familiares  se encuentran bien atendidos alcanza una puntuación de un 8,1. La nota más  baja, 6,3, corresponde a la pérdida o deterioro de prendas de vestir. 

Los familiares consideran buena en un 80,8% la atención en materia de higiene  que reciben los usuarios de las residencias públicas de la Comunidad de Madrid, y completa o suficiente, en un 71,7%, la información que reciben desde el centro  sobre la situación de sus personas queridas.

Paula de Marcos Aragón
Paula de Marcos Aragónhttps://www.cronicanorte.es
Paula de Marcos Aragón, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Algete. Es redactora en Crónica Norte desde 2021. Aficionada a la fotografía y a los reportajes y documentales de periodismo de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!