Investigan la muerte a perdigonazos de un gato casero en Valdetorres del Jarama

El animal tenía ambas extremidades traseras fracturadas y un balín en la médula espinal. Junto al cadáver, que tenía collar con dispositivo GPS integrado y estaba identificado mediante microchip, había otro gato fallecido con las mismas características

El Partido Animalista PACMA se ha hecho eco de la denuncia de una ciudadana de la urbanización de Silillos, en Valdetorres del Jarama (Comunidad de Madrid) que encontró el pasado 05 de noviembre a su gato bengalí de dos años abatido con perdigones destinados a caza menor en el campo colindante a su vivienda. Junto al animal había otro cadáver de un gato de raza europeo común y capa negra que no ha sido identificado.

Eva – Dueña del gato «Ámbar»

Según el informe veterinario, el felino, de nombre Ámbar, presentaba “lesiones incisas con sangre fresca en la zona de la pelvis, y múltiples fracturas conminutas localizadas en fémur derecho y tibia izquierda con marcado desplazamiento”. Se le realizaron radiografías encontrando como causa directa de las lesiones y de la muerte “numerosos cuerpos extraños de alta densidad radiológica alojados en toda la superficie corporal (incluyendo médula espinal), compatibles con haber sido disparado con una escopeta de balines o perdigones en numerosos intentos”. Denuncian que hubo ensañamiento

«Los vecinos han creado un grupo debido a las múltiples desapariciones de felinos en los últimos meses.» 

Apuntan los veterinarios que “es muy probable que el animal no falleciese de inmediato, habiendo tenido que soportar un dolor inhumano«. Sostiene la propietaria que Ámbar portaba un collar con GPS que tuvo que desprenderse por un impacto de balín o bien se lo arrancaron manualmente, ya que se encontraba a varios metros del cuerpo, que apareció escondido bajo un vehículo abandonado. 

Según la propietaria del animal, no es la primera denuncia que se interpone en esta misma zona por causas similares. Afirma que se ha creado un grupo vecinal para investigar las múltiples de desapariciones de felinos en los últimos meses. Además, varios gatos comunitarios han aparecido heridos con restos de metralla dentro de la urbanización. 

Hace apenas un mes la formación política animalista denunciaba a través de un comunicado lo ocurrido en San Agustín de Guadalix, a apenas 20 minutos de Valdetorres de Jarama, donde una perra mastina fue abatida con un arma de caza en el campo cercano a su casa y consiguió regresar hasta la vivienda tras dos días para fallecer en el patio durante la madrugada

Desde PACMA denuncian que “no hay control” sobre la cantidad de animales domésticos que son víctimas tanto de accidentes como de ataques directos por parte de personas equipadas con armas para la caza. Añaden que la identificación de los delincuentes es muy complicada y que es una problemática a la que “no se le da casi importancia” desde la administración. Apuntan, además, que el hecho de que más del 80% del territorio español sea un “coto de caza” resta libertades “de forma evidente” a quienes no practican el deporte y “pone en serio peligro”, tal y como ha ocurrido en estas ocasiones, a los animales domésticos que deambulan por el campo. 

Comparte esta noticia en tu red preferida
Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 32 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
36,230FansMe gusta
7,564SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!