Los chamanes precolombinos ya consumían la popular Ayahuasca, una bebida alucinógena a base de plantas

Algunos pueblos indígenas de Sudamérica preparan una bebida llamada ayahuasca, a base de compuestos psicoactivos que provocan efectos alucinógenos, que en los últimos años se ha puesto especialmente de moda entre los visitantes de países como Bolivia.

Un nuevo estudio demuestra que en las ceremonias chamánicas de hace unos mil años ya se usaba este brebaje. El análisis de los restos orgánicos de un atadijo ritual ha revelado la presencia de al menos cinco componentes estupefacientes.

Mezcla de plantas curativas y psicoactivas

Desde hace milenios, los pueblos precolombinos han utilizado varias especies de plantas originarias de Sudamérica por sus propiedades curativas y psicoactivas que alteraban los estados de conciencia. Sin embargo, hasta ahora, solo existía evidencia arqueológica del consumo de psicotrópicos, como el alcohol o la cafeína. El uso de otras sustancias psicoactivas ha sido más difícil de documentar.

Un nuevo estudio, publicado hoy en la revista PNAS, proporciona la primera muestra química del uso ritual de múltiples plantas psicoactivas en la Bolivia precolombina, gracias al análisis de un conjunto de objetos de unos mil años de antigüedad, recuperados en una cueva en las tierras altas de los Andes, al suroeste de Bolivia.

Restos encontrados de estos rituales

Los científicos neozelandeses, estadounidenses y colombianos analizaron la composición química de los artefactos encontrados en el atadijo ritual: una gran bolsa de cuero con un par de tablas de madera talladas para el rapé (tabaco en polvo), un tubo de aspiración, un par de espátulas de hueso de llama, una cinta de tela, fragmentos de tallos de plantas secas unidas por cuerdas de lana y fibra, y tres bolsas unidas realizadas con hocicos de zorros.

Los resultados, obtenidos por cromatografía líquida en tándem de espectrometría de masas, revelan la presencia de al menos cinco compuestos psicoactivos en la funda hecha a base de hocicos de zorro y en los tallos de las plantas secas: cocaína, benzoilecgonina, harmina, bufotenina y dimetiltriptamina.

“Al menos tres plantas que contienen estos componentes formaban parte de la parafernalia chamánica que se remonta a hace 1.000 años. Hasta la fecha, es el mayor número de compuestos recuperados de una única pieza en esta zona del mundo”, recalcan los autores de la Universidad del Estado de Pennsylvania (EE UU), la Universidad de Otago (Nueva Zelanda) y la Universidad Mayor de San Andrés (Bolivia), entre otras.

Uso de múltiples plantas

Según los investigadores, la presencia de cocaína sugiere que la bolsa contenía hojas de coca, y la huella de bufotenina apunta a que las semillas de vilca o cebil (Anadenanthera colubrina) fueron transportadas en la funda de los hocicos de zorros, molidas en las tablas de madera, e inhaladas con el tubo de aspiración.

La aparición de harmina, abundante en el yage (Banisteriopsis caapi), y dimetiltriptamina, encontrada en la chacruna (Psychotria viridis), muestra que se pueden haber usado múltiples plantas para hacer ayahuasca. Las plantas pueden haber sido consumidas como un compuesto de tabaco o elaboradas en una potente bebida, por lo que el consumo de ayahuasca en rituales chamánicos ya debía producirse hace un milenio.

El trabajo indica que los chamanes tenían un sofisticado conocimiento botánico en la época precolombina y que las múltiples plantas que se empleaban procedían de áreas ecológicas dispares y distantes en América del Sur.

Aurora Cancela Pérezhttp://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Trabaja en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Debe leer

El Ayuntamiento de Cobeña pide responsabilidad en las redes ante los bulos difundidos de contagios por COVID-19

Ante los bulos difundidos de contagios por COVID-19 que han comenzado a correr relativos al Campamento Urbano realizado durante el mes de...

Las aves rapaces también ingieren microplásticos al cazar otros animales

Científicos estadounidenses han encontrado 1.200 piezas de este material, sobre todo microfibras, en el sistema digestivo de 63 aves rapaces de...

Las vibraciones del tañido de las campanas afectan a la calidad de los datos que registrados por los sismómetros

Un equipo de sismólogos ha analizado las señales sísmicas generadas por los toques de campanas utilizados para marcar las horas en...

Tres películas de acción este fin de semana en el cine de verano de La Bombilla

La programación incluye una película diaria y dos los viernes y sábados. Asimismo, habrá una película diferente cuatro días de la...

Una boda en San Sebastián de los Reyes arroja nueve casos positivos COVID-19 y 207 personas en seguimiento

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha notificado hoy al Ministerio de Sanidad tres nuevos brotes...
33,048FansMe gusta
7,215SeguidoresSeguir
929SuscriptoresSuscribirte

Instagram