Los profesores “quemados”

El 65% de los profesores de primaria, secundaria y bachillerato, sufre el síndrome de “Burnout” o lo que es lo mismo estar “quemados” debido a la dura, intensa y frustrante relación con alumnos y compañeros de trabajo, según un estudio de la Universidad e Murcia.

Foto de archivo
Foto de archivo

Investigadores de la Universidad de Murcia han constatado que el 65% de los profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato sufre el denominado síndrome del ‘burnout’ o alguno de sus episodios más tempranos.

En concreto, el 12% de los docentes padece el síndrome de forma «evidente», y otro 53% tiene una tendencia o riesgo objetivo de sufrirlo, según los resultados de la investigación desarrollada por el grupo de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la UMU tras someter a examen a 95 profesores de estos niveles educativos.

Los síntomas de este síndrome quedan reflejados en el agotamiento emocional que padecen, se sienten más fríos, ariscos y cínicos en su relación con los alumnos o el resto de docentes, y no se encuentran realizados en su trabajo.

Los profesionales están muy expuestos a este síndrome porque se ven obligados a tratar a mucha gente y establecer relaciones intensas con ellos durante mucho tiempo. De todas formas la incidencia del ‘burnout’ es semejante en todos los ámbitos laborales, porque son contextos en los que las interacciones son duras, hay una presión diaria y existe una obligación de colaborar y de entenderse con compañeros o superiores.

Fases del síndrome

Este síndrome se desarrolla en tres fases. En primer lugar, el ‘quemado’ experimenta un agotamiento emocional y una «fatiga» al verse obligado a ver a la persona que le frustra. Posteriormente, piensa en cómo afrontar la situación, al estar obligado a vivir con la persona que tanto le desgasta.

Se produce entonces un fenómeno que se denomina ‘despersonalización’, cuando el ‘carbonizado’ intenta defenderse «emocionalmente» de la otra persona estableciendo un distanciamiento con ella.

La tercera y última fase es la que desencadena el síndrome del ‘burnout’ en toda su extensión y de forma completa. Los psicólogos llaman a esta etapa ‘Reducida realización personal’, y se produce cuando el ‘quemado’ empieza a preguntase «qué hace con esa pareja, con ese jefe o con ese deporte».

Ante esta situación, quienes padecen ‘burnout’ comienzan a dudar de su propia realización personal, y se dan respuestas como: «yo aquí no progreso nada; no consigo el amor que tenía previsto con mi pareja o no alcanzo el desarrollo profesional que tenía previsto». Esta situación empuja al ‘quemado’ a sentirse cada vez peor.

Hay factores externos que desencadenan el ‘burnout’ como, por ejemplo, la falta de apoyo sociofamiliar y el hecho de no encontrar refugio al regresar a casa. El trastorno suele aparecer también en personas que no tienen más alternativas u objetivos vitales; y en quienes están demasiado comprometidos con su trabajo hasta el punto de confundirlo con una sumisión o adicción.

[calameo code=000002117af4a03496e5b width=640 height=380]

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!