Observa la vida del vencejo pálido y el charrán común gracias a las webcams instaladas en la Sierra de Guadarrama

La iniciativa forma parte del proyecto`Webcams´de SEO/BirdLife que llevan desarrollando desde 2006 y que permite conocer mejor la biología de las especies y poder así mejorar su conservación

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) busca voluntarios para realizar un seguimiento de la webcam del cernícalo primilla, buitre negro y águila calzada, comenzando en los próximos días con la de vencejo pálido y charrán común, algunas  de ellas dependientes de algunos parques nacionales como Cabañeros y Sierra de Guadarrama. El estudio estará activo durante la temporada de cría (varios meses) y las conclusiones se publicarán próximamente.

Las cámaras que visualizan los voluntarios son una herramienta de comunicación para acercar a la sociedad la vida de las aves y dar a conocer su biología y comportamiento, así como para ofrecer una opción de conectar con la naturaleza desde cualquier lugar.

En 2021, comenzarán a  analizar la información acumulada y que se siga recogiendo para conocer mejor la biología reproductiva de las especies que podemos observar con las webcams. “El objetivo es plantearse algunas preguntas sobre aspectos poco conocidos de la biología de estas especies, realizar el seguimiento de más de 100 horas diarias entre las distintas webcams, recoger la información en una base de datos, posteriormente analizarla, y publicar los resultados más relevantes en foros científicos“, dice Javier de la Puente, técnico de SEO/BirdLife.

Ornitología

Documentando lo que ocurre las 24h del día

En la etapa más dura del confinamiento, provocado por la pandemia a principios de 2020, hicieron un seguimiento de cinco especies de aves a través de las webcams. Decenas de voluntarios del proyecto LIFE Followers recogieron cientos de datos sobre el comportamiento reproductivo de las especies (tiempo de incubación, número de huevos, número y tamaño de las presas, frecuencia de alimentación, tiempo de desarrollo de los pollos, etc..) documentando todo lo que ocurría las 24 horas del día.

Asesorados por el Área de Ciencia Ciudadana de la Sociedad Española de Ornitología, esta acción tiene como objetivo poder, en un futuro, revisar los datos con el fin de que sirvan para entender mejor el comportamiento reproductivo de las aves y establecer el método de seguimiento.

Pretendemos establecer este seguimiento de forma regular y que sirva para analizar y mejorar el estado de conservación de las especies, además de dar la oportunidad a los participantes de poder iniciarse en la ciencia ciudadana, monitorizando el comportamiento reproductivo de las especies observadas, analizando distintos factores que influyen en los cuidados parentales, la dieta y en el desarrollo de los pollos. Además, para los voluntarios es una oportunidad única de participar en un estudio científico“, asegura Pablo de la Nava, técnico de SEO/BirdLife.

¿Quién puede participar?

A partir de este año, se abre la participación a todas las personas que lo deseen sin límite de edad o de formación, aunque el número de plazas estará limitado y en caso de que se cubran todas se generará una lista de espera. Tan sólo se requiere motivación, compromiso y una disponibilidad semanal mínima de entre 1 y 5 horas. 

Según la organización,  los participantes obtendrán una experiencia completa de trabajo de seguimiento guiada por técnicos de SEO/BirdLife a lo largo del proceso hasta la publicación del trabajo final. El proyecto estará coordinado en primera línea por Clara Álvarez y Sara López, dos voluntarias del proyecto LIFE Followers que ya ejercieron esa labor el año pasado, y revisado por técnicos de la organización. 

Comparte esta noticia en tu red preferida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,432SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida