La alta contaminación se refleja en las consultas de urgencia en los hospitales de Madrid

Los niveles de contaminación de la ciudad de Madrid son cada vez más altos y la falta de lluvia aumenta los niveles de polución, lo que está afectando a la salud de los ciudadanos que acuden, cada vez más, a urgencias por problemas respiratorios.

contaminación mayores

José Luis Rodríguez tiene 37 años y una hija de tres que se llama Iratxe. La primera vez que la pequeña ingresó en un hospital apenas tenía 40 días.

«Mi hija tiene los bronquios poco desarrollados y por eso sufre a menudo episodios de bronquiolitis», explica José Luis, taxista de profesión. Estos días, toda la familia de Iratxe está alerta.

Desde que empezaron a registrarse niveles altos de contaminación en la atmósfera en octubre, las urgencias de los hospitales madrileños, principalmente los de la capital, han experimentado un importante incremento de pacientes con dolencias relacionadas con problemas respiratorios agravados por la polución.

Consultas de pacientes por problemas respiratorios

Estas últimas semanas se ha incrementado en las urgencias de forma significativa las consultas de pacientes relacionadas con problemas respiratorios.

«Este hecho coincide con el incremento de la polución», afirma Javier Martín, portavoz de la Sociedad Española de Medicina y Urgencias (SEME) de Madrid, agrupación donde están representados responsables de urgencias de los principales hospitales madrileños como el Clínico San Carlos, La Princesa, o La Paz. Martín explica que «aunque no se puede establecer de forma científica una relación causa-efecto» entre la polución y el incremento de consultas sí se puede hacer de forma empírica (basada en la observación de los hechos).

«Se están produciendo un mayor número de atenciones por la agudización de patologías crónicas (asma, insuficiencia cardiaca…) de tipo cardiopulmonar», asegura el portavoz de SEME Madrid.

«Estos empeoramientos no tienen que ver con el frío», precisa. Desde el sindicato mayoritario de médicos AMYTS hablan de «aumento significativo».

«A las personas que sufren una patología se les puede complicar con facilidad su dolencia por la contaminación», señala Julián Ezquerra, secretario general de la organización, que vaticina un incremento «espectacular» si el buen tiempo y la ausencia de viento prevalece entre finales de enero y principios de febrero, cuando el virus de la gripe está en su punto álgido.

Ambas entidades no disponen aún de datos concretos, aunque SEME estimó que en los episodios de diciembre de 2016, similares a los actuales, el incremento osciló entre el 5 y el 10%. Según los datos del Observatorio de resultados del Servicio Madrileño de Salud en 2016 hubo de media 9.000 visitas diarias a urgencias.

Levantamiento de las restricciones del Ayuntamiento de Madrid

Sin restricciones de aparcamiento El Ayuntamiento de Madrid decidió este jueves levantar para este viernes la prohibición de aparcar en la almendra central (interior de la M-30) a los no residentes, aunque los vehículos deberán seguirán circulando en la M-30 y accesos a un máximo de 70 kilómetros por hora. La prohibición de aparcar en las plazas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) para los no residentes llevaba activa desde el pasado sábado. «A largo plazo hay más riesgo de cáncer» La doctora Ana Navas-Acien, actualmente catedrática de Salud Ambiental de la Universidad de Columbia, aclara a este diario algunas dudas sobre los efectos de la contaminación del aire en las personas.

© COMSALUD

Las consecuencias de la contaminación en la salud

A corto plazo, los episodios de alta contaminación se relacionan con efectos para la salud cardiorespiratoria, por ejemplo con más ingresos hospitalarios por enfermedades cardiacas y descompensación de enfermedades respiratorias de base.

A largo plazo las personas que están expuestas de forma crónica a la contaminación ambiental tienen más riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, enfermedades respiratorias e incluso cancer. La exposición durante el embarazo también puede afectar al recién nacido.

Personas que tienen ya alguna enfermedad cardiovascular o respiratoria, ancianos, niños y mujeres embarazadas están mas afectados, aunque el problema de la contaminación ambiental nos afecta a todos ya que todos tenemos que respirar ese aire contaminado.

Lo más importante es tomar medidas para disminuir los niveles cuanto antes. En ese sentido la reducción del tráfico, que es la fuente principal en ciudades como Madrid es clave. Las personas más sensibles, por ejemplo porque tienen alguna enfermedad previa pueden protegerse cerrando bien las ventanas de casa para que el aire contaminado no penetre en el interior y pueden reducir pasar tiempo fuera.

 

Aurora Cancela Pérez
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!