La España Negra…asolada de incendios

Este año los incendios han arrasado España y los más curioso de todo es que no han sido muchos más en número que el año pasado, pero si las hectáreas devoradas por el fuego. Se ha abierto un gran debate en torno a cuáles son las causas y razones por las que en lo que va de año se han quemado tres veces más el número de hectáreas que el año pasado. El recorte en gastos del cuidado de los montes, la presencia de menos efectivos que luchen contra el fuego, la sequía…

Mapa incendios WWF ADENA

Lo que ha quedado claro es que el fuego actúa en todos los lugares por igual, ya que los incendios se han producido en casi todas las comunidades de España, desde Andalucía a Asturias, pasando por Madrid, La Comunidad Valenciana y Cataluña, así como el final, que se traduce en una imagen desoladora de color gris ceniza en lugares donde el color verde y su flora y fauna invitaban a visitarles.

Varios Parques Nacionales también se han visto afectados, algo que choca aún más, ya que muchos de ellos cuentan con una “amplia” seguridad que debería asegurar que este tipo de situaciones no ocurriera en su interior, como el incendio del Parque de Cabañeros en Castilla La Mancha, donde el fuego devoró menos de 300 hectáreas, suficientes para amenazar la flora y fauna que allí conviven.

En cuanto a cifras, según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a fecha de 19 de agosto, los incendios han arrasado un total de 149.298,79 hectáreas de superficie forestal en lo que va de año, lo que supone más del triple que en el mismo periodo de 2011, cuando habían ardido 43.915,61 hectáreas.

© Adriano Vazquez Mora

Hasta el 19 de agosto, el porcentaje de superficie afectada del territorio nacional es del 0,540%, frente al 0,316 de la media del decenio y al 0,159 del mismo periodo de 2011.

 Por tipo de vegetación, un total de 87.070,68 hectáreas arrasadas por el fuego eran de superficie matorral y monte abierto; 56.092,05 hectáreas de superficie arbolada y 6.136,06 hectáreas eran pastos y dehesas.

 Los peores incendios han sido los de Valencia y Girona, en donde cerca de 80.000 hectáreas han quedado calcinadas si sumamos las cerca de 60.000 en Valencia y las 14.000 de Alto Empordá.

Muy cerquita de nosotros hemos sufrido a finales del mes de agosto el incendio de Robledo de Chavela y Valdemaqueda. Un incendio a todas luces intencionado debido a que tuvo su inicio en seis focos simultaneos. Además vecinos de estas localidades afirmaron haber visto a una persona lanzar desde su coche artefactos incendiarios.

Con sucesos como éstos hacen preguntarnos ¿qué lleva a una persona provocar incendios?. Principalmente intereses, tanto políticos como económicos, ya que hay que recordar que más  la gran mayoría de los incendios son provocados por personas, ya que cerca del 15% son descuidos y menos del 5% provocados por causas naturales, como rayos.

 Los bomberos y agentes forestales de muchas comunidades autónomas están en pie de guerra ya que se quejan del recorte en personal y gasto, que hace que tengan que trabajar a destajo y sin apenas poder descansar. Eso sí en ningún momento han bajado los brazos y han estado al pie de cañón para conseguir apagar los incendios lo antes posible.

Justo al cierre de esta edición se inició un fuego voraz en Coín, Málaga, hecho, junto con otros incendios como el de la Comunidas de Madrid que nos han hecho cambiar en numerosas ocasiones este reportaje, que si bien no recoge todos, intenta hacer un resumen de ellos.

«La España Negra»  (Editorial Crónica Norte) septiembre 2012

Que pesadilla estamos viviendo algunos españoles. Y digo algunos, querido lector, porque unos la producen y otros la padecen. Como ya sabe este ha sido un verano negro. Negro en muchos aspectos. Los incendios han arrasado buen parte de nuestras riquezas naturales. La España Negra extiende su guadaña de muerte y ceniza. Si, hay una España Negra, una España de incultura, de zafiedad, de toscas risotadas, de ignorancia, de oscuridad, que nos aparta del camino correcto, de la modernidad, tal vez para siempre.  

Una España erre que erre, insistiendo todos los días en ponerse las orejeras del burro, de dar vueltas al molino, de no querer ver más allá. Un España Negra que arrasa la naturaleza, que maltrata a los animales que desoye su alma, que no tiene piedad ni conocimiento.

Una España rancia  que como décadas atrás diría Unamuno y Machado no quiere ver más allá, no le interesa. Y cuando algo no entiende por pura ignorancia, lo ataca, lo muerde, lo escupe, lo hiere, lo convierte en su enemigo. Es la España Negra que a veces convive en el bar, en el taller incluso en la Universidad, no tiene porque tener específicamente un color político, se disfraza de cualquier color, pero en cuanto rascas un poco salta a la vista el negro de su corazón, el negro de su intelecto.  Es la España negra que nos lleva a la ruina, moral y económica…a todas las ruinas, poco a poco. Es la España Negra que siempre anda “guerracivilista” como el cuadro de Goya en el que a mamporrazos se arreglan las cuentas. Es el puro icono de la catetez más extrema., del odio, del egoísmo del “patrioterismo” mal entendido.

 La España Negra tiene una cara trivial, y aparentemente  inocua cuando se opina de un tema serio… la complicidad que surge en el bar, en la oficina, en el ¿Que dirán si llevo la contraria? La España que sigue la corriente, donde va Vicente…lo que diga la rubia…etc. (al final… gana el esperpento, la zafiedad). La España Negra no da la cara ante los problemas, no da soluciones, no aporta. solo critica con fuego y ácido, se crea enemigos y señala con el dedo a los que precisamente luchan por cambiar y mejorar las cosas.

La España Negra también es una forma de ceder, una forma de mirar hacia otro lado, una manera de admitir cosas que son inadmisibles. Como inadmisibles son muchas cosas que ocurren en esta España nuestra, camisa blanca de mi esperanza. Los incendios que han arrasado y arrasan nuestra riqueza natural este verano, las burradas que han dicho algunos políticos, son el icono más claro de esa España la Negra. Reflejo de una sociedad cada vez más empobrecida, acorralada, aborregada, “entelevisada” y anestesiada.

La España que yo quiero, como muchos españoles es VERDE esperanza. Todavía tengo ilusión en seguir aportando día a día mi granito de arena para contribuir al progreso de esta sociedad,sumese a esta revolución silenciosa a su manera…!  

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!