Las tendencias en cocinas que han venido para quedarse

La cocina reclama su protagonismo en las casas, pero sin ser necesariamente la protagonista. Las tendencias que están naciendo nos traen cocinas modernas en las viviendas, fabricadas con materiales naturales que se mimetizan con la sala de estar o el comedor -sin renunciar a los temidos malos olores- y que incluso quedan ocultos y abiertos al resto de la casa al gusto de sus residentes.

Materiales naturales y sostenibles

Como consecuencia de la pandemia, existe una necesidad creciente de cercanía a la naturaleza y una mentalidad más sostenible y de bienestar. Por ello, las tendencias de la cocina apuntan a crear espacios más verdes y sostenibles que se apoyen en materiales naturales como la piedra, el mármol y el terrazo tanto en las superficies como en el mobiliario, así como en el diseño arquitectónico del espacio.

El mármol, material atemporal y elegante, es siempre una buena elección. ¿Cómo podemos convertirlo en algo más moderno? Combínalo con algunos elementos decorativos para enfatizar su belleza natural y acompaña este minimalismo con intensos acentos de color en el mobiliario.

Una apuesta desenfadada, pero muy ligada a las propiedades naturales que nos acompañarán esta temporada, se centra en cocinas que combinan muebles lacados en colores oscuros con encimeras de mármol en isla y estanterías hechas de roble natural.

Manuel Delgado, interiorista profesional, también augura que «veremos maderas tratadas que conservan su carácter natural y fibras que nos dan la esencia de los materiales nobles manteniendo una identidad minimalista». Además, también veremos el predominio de “acabados y complementos en cerámica artesanal y productos hechos a mano”, que darán mucho que hablar.

No cesará la tendencia por los productos artesanales, ni por las plantas: “El concepto “verde y aireado” seguirá cobrando fuerza y ​​una mayor presencia de plantas naturales permitirá que consigamos una sensación de exterior, de conexión con la naturaleza, a la vez que de contraste a través de color «, dice.

Por supuesto, los materiales elaborados con materiales naturales o productos reciclados como los bioplásticos también son de gran relevancia, según el experto.

«Jugar con el diseño a través de los sentidos será otro foco de atención. Las texturas de los materiales serán, por tanto, decisiva: superficies de piedra rugosa, de vetas naturales, armarios y estanterías de madera natural mínimamente tratada que ofrecen mucha textura y volumen cuando las tocas», prosigue explicando Delgado.

Son declaraciones con las que coincide el departamento de producto de Santos cuando afirman: “Este año vamos a profundizar en la selección de materiales naturales que potencien el contacto con objetos de procedencia reconocida. Cuanto más tecnológica se vuelve una sociedad, más necesita del contacto con la naturaleza a través de los materiales que utiliza en los espacios privados. Tenemos que sentirnos conectados con lo que nos conecta con la tierra: la madera, la piedra, el mármol… Incluso cuando seleccionamos materiales que poseen una alta tecnología, los hacemos con un toque aterciopelado y agradable.»

Cocina multifuncional e integrada

«Estamos demandando espacios cada vez más flexibles y versátiles en nuestro hogar. Espacios que den cabida a nuevas necesidades y actividades que podamos realizar y, muchas veces realizadas al mismo tiempo. La tendencia de la cocina está, por tanto, dirigida a cocinas abiertas o semiabiertas que se conectan con otras estancias de la casa como el salón y el comedor. Por eso, el mobiliario tiende a la multifuncionalidad y ayuda a optimizar el espacio mediante sistemas de módulos y opciones versátiles”, explica el experto.

En las cocinas Santos, por ejemplo, todo el espacio de almacenamiento se esconde en una sutil composición de armarios columna que se elevan, casi como un tabique, hacia el techo y que se integran completamente con el resto de la casa, multiplicando el espacio de almacenaje. La disminución del número de miembros del hogar y el aumento de los precios del suelo en el centro de las ciudades, hacen que el tamaño promedio de las casas se esté reduciendo gradualmente. No obstante, nuestra necesidad de espacio disponible en la cocina es cada vez mayor”, explican desde la empresa. Y para ello, ofrecen soluciones para obtener el máximo espacie almacenamiento como aumentar la profundidad de los cajones y aprovechar cada hueco disponible.

Además, como explican desde Santos, no debemos preocuparnos por los malos olores porque, al profundizar en la idea de abrir la cocina a otras estancias, vemos como las campanas extractoras unidas a la placa de cocción se convierten en la clave para solucionar esto.

La tendencia es hacia cocinas que respiren minimalismo, donde se busca que la neutralidad, la sutileza y la calma estén presentes desde en la arquitectura al mobiliario, de manera muy simple en lo formal y en el que predomine la funcionalidad, la limpieza en los espacios y el confort, facilitando la higiene y el bienestar a través de materiales naturales, sostenibles y de fácil cuidado.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Noelia
Noelia Martinez. Colaboradora habitual de Crónica Norte. Periodista y socióloga. Me considero muy curiosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,441SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida