Sanse remodelará el tejado y el interior del Caserón sin suspender la atención al público

El Caserón de Sanse, el emblemático edificio que ocupan el Museo Etnográfico que lleva su nombre y algunas dependencias municipales,  vuelve a ser remodelado, tras la restauración que se realizó en 2003

Después de compartir su tiempo con el Barroco, la última parte del Siglo de Oro español o la Guerra del Turco, El Caserón de Sanse, el emblemático edificio que ocupan el Museo Etnográfico que lleva su nombre y algunas dependencias municipales,  vuelve a ser remodelado, tras la restauración que se realizó en 2003.

Reparación del tejado y el interior

El plazo de ejecución de este proyecto es de un poco más de un mes y tiene un presupuesto que ronda los 40.000 euros. Las obras no afectarán a los servicios municipales que habitualmente se desarrollan en el interior de cara al público en estas semanas, aunque las instalaciones del museo sí permanecerán cerradas. 

Esta edificación de mediados del siglo XVII, necesita una reparación a fondo de su cubierta de tejas y de algunos espacios interiores que mejorarán su objetivos como oficinas del Servicio de Atención al Ciudadano, SAC,  y como un área museística única en la ciudad.

Historia del Caserón

Se considera que el Catastro de la Ensenada de 1751 recoge lo que en realidad era El Caserón, dos edificios diferentes: la parte del museo era la vivienda de Francisco Javier Vrosa y la otra era un inmueble del Ayuntamiento que era explotado como mesón.  

Tras diversos cambios de propiedad y de uso (durante la Guerra Civil incluso fue ocupado por tropas republicanas), en los años 60 una parte fue alquilada a la familia Carranza para explotar un mesón y ya en los 90 el Ayuntamiento lo compró para realizar una reforma total que fue inaugurada en  2003.

El presupuesto fue entonces de unos 31 millones de euros

La dirección del proyecto fue encomendada al arquitecto José María Pérez González, más conocido como ‘Peridis’, quien ya había realizado obras similares como, entre otras, la rehabilitación del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid como paraninfo y sede de congresos, o la del Palacio Francisco de los Cobos en Úbeda, para sede de la UNED.

El presupuesto fue entonces de unos 31 millones de euros, lo que en pesetas era la mareante cifra de 500 millones.

Comparte esta noticia en tu red preferida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,470SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida