Trucos sencillos para controlar la Ira

Ante situaciones críticas, en el trabajo, con otras personas, podemos sentir una emoción intensa de ira y de enfado, pero sabemos que no es lo más adecuado mostrarla sin ningún control, ya que eso empeoraría la situación. Pero ¿de qué modo podemos manejar y expresar la ira sin reprimirla, pero sin que escape a nuestro control? te dejamos aquí unos trucos sencilos para controlar la ira.

ira1

El primer paso para detener esa furia que llevamos dentro

En primer lugar, una vez que tiene lugar la situación que nos enfada, nos detenemos, hacemos una pausa y respiramos profundamente. Nos quedamos quietos sin hacer nada durante un breve espacio de tiempo, evitamos culpar y castigar a otras personas por nuestro enfado.

Identificar nuestros pensamientos

Segundo,  identificamos los pensamientos personales que han generado nuestra ira. Se trata de que prestemos atención a lo que “se cuece” en nuestra cabeza. Por ejemplo, nuestro jefe nos dice que nuestro trabajo está mal hecho, que debemos empezar de nuevo, que no es lo que esperaba de nosotros, por lo que nos detenemos y respiramos. A continuación, detectamos los siguientes pensamientos: “¡No es justo lo que me dice!”, “no me respeta en absoluto, ni a mí, ni a mi trabajo”, “esto me lo dice a mí, pero no a otros de mis compañeros”.

ira-2

Pero: ¿Que es lo que estoy pidiendo?

Tercero, detectamos cuáles son las necesidades  personales que hay detrás de mis pensamientos, qué es lo que estoy pidiendo a través de ellos. Siguiendo con el mismo ejemplo, lo que estoy solicitando, en el caso anterior, es justicia, ser tratado con respeto, sentir igualdad con respecto a los otros y equidad en el trato.

Retomar el dialogo por los cauces adecuados

En último lugar, expresar lo que sentimos, nuestra ira y nuestras necesidades no satisfechas, siempre que sea posible. No debemos expresar nuestra furia en el formato del paso segundo (pensamientos: “¡No es justo lo que me dice!”, “no me respeta…”, etc.), sino expresarla en forma de necesidad, como en el paso tercero: “cuando me dijiste que tenía que repetir el informe, me sentí bastante mal por ello, me sentí muy frustrado. En ese momento lo que necesitaba es ser tratado justamente y con igualdad con el resto de mis compañeros. Me gustaría saber qué piensas sobre esto que te digo”. O algo similar.

promo-rosalia-menendez1

*Basado en Rosenberg, M.B. (2008). Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida. Ed. GAE: Buenos Aires.

Comparte esta noticia en tu red preferida
Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 32 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,549SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!