Desfile militar austero en Madrid

La crisis afecta a todos y, también lo hace, al desfile militar tradicional que se celebra en el centro de Madrid el 12 de octubre, el Día de la Hispanidad. Este año no habrá ni carros de combate, ni ‘cazas’.

Con esta medida, el Ministerio de Defensa pretende ahorrar hasta un 65% respecto a 2011, cuando se gastaron 2,8 millones de euros. El recorte afectará también a la llegada de la enseña nacional a la Plaza Cánovas del Castillo, donde se situará la tribuna presidencial, ya que este año no será portada desde el cielo por un especialista de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire.

Desfilarán a pie los militares de las distintas unidades del Ejército de Tierra, el Ejército del Aire, la Armada, la Unidad Militar de Emergencias y la Guardia Civil y los únicos motores que habrá serán los de la unidad motorizada de la Guardia Real y de los vehículos ‘Aníbal’. No participarán ni los blindados RG31 y ‘Lince’, que están en Afganistán y Líbano, ni los vehículos de cadenas ‘Leopard’.

Mientras tanto, los únicos aviones que participarán en el desfile serán los de la Patrulla Aguila, que harán dos pasadas: una entre el fin del paso de las unidades motorizadas y las que desfilarán a pie y otra tras el homenaje a los caídos, en la que dibujará en el aire los colores de la bandera nacional.

El desfile mantendrá así el recorrido del año pasado, desde Atocha hasta la Plaza de Colón. En el trayecto, de unos 600 metros de longitud, se volverán a situar pantallas para que los ciudadanos puedan presenciar algunos de los actos centrales de la celebración. En concreto, serán cuatro pantallas y no una decena como en 2011.

Desde estas pantallas el año pasado se pidió respeto al público asistente para los momentos más solemnes, después de que un año antes los abucheos y peticiones de dimisión al entonces jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, habituales cada año, se produjeran incluso en el homenaje a los que dieron su vida por España.

El año pasado, la ubicación de la tribuna presidencial, en un espacio menor y del que el público estaba más alejado, permitió que los gritos no llegaran hasta la zona donde estaban las autoridades. También se evitó anunciar la llegada del presidente del Gobierno.

La celebración mantendrá el carácter austero que ha querido imprimir a los actos militares el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y que ya se estrenó en el último Día de las Fuerzas Armadas, en cuya celebración central, en Valladolid, se eliminó la exhibición operativa, pasando de gastar 1,53 millones de euros a 417.000.

En el desfile militar por la Fiesta Nacional Defensa espera gastar algo menos de un millón de euros, según han indicado fuentes de este Departamento, que explican que aproximadamente la mitad del presupuesto corresponde a los gastos de infraestructuras.

Angel Sánchez Carbonell
Angel Sánchez Carbonell
Ángel Sánchez Carbonell - Director de Crónica Norte. Desde hace 34 años dedicado profesionalmente a la información y entretenimiento (TVE, Onda Cero, Tele Cinco, COPE...) Pero ante todo: un enamorado de la geografía de la península Ibérica. Montañero y aficionado a la gastronomía y la enología. Cuando la vida me lo permite señalizo caminos naturales como Técnico de Senderos de la Escuela Española de Alta Montaña. (EEAM) Pero sobre todo me pierdo por ellos...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!