El Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil se ha activado tres veces en seis meses

El Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil (ERIVE) de la Comunidad de Madrid se compone de 92 voluntarios de las agrupaciones municipales de Protección Civil, repartidos en cuatro unidades

El Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil (ERIVE) de la Comunidad de Madrid se ha activado en tres ocasiones durante los seis primeros meses desde su puesta en marcha el pasado 30 de octubre, dos de ellas con motivo de situaciones de emergencia –la más importante con motivo de la borrasca Filomena el pasado mes de enero- y otra con motivo del Puente de San José.

El ERIVE está constituido por 92 de los 2.600 voluntarios que actualmente forman parte de las agrupaciones municipales de Protección Civil en la región. Dependiente de la Dirección General de Seguridad, Protección Civil y Formación de la Comunidad de Madrid, se compone de cuatro unidades, cada una de ellas formada por 20 voluntarios de Protección Civil, un jefe de grupo y dos supervisores. 

Cada una de estas unidades permanece de guardia por semanas completas, de manera presencial los fines de semana, festivos y en eventos de riesgo, así como ante la activación de Planes de Protección Civil. ERIVE también ha desarrollado acciones formativas para sus miembros, en aras de aumentar su eficacia y eficiencia en caso de activación. 

Primera activación, temporal `Filomena´

Con motivo de ‘Filomena’ el Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil realizó en torno a 70 intervenciones en distintos puntos de la Comunidad de Madrid. 

Durante la jornada del 7 de enero, a los trabajos de preparación de vehículos, instalaciones y avituallamiento se sumaron otras labores preventivas. También sirvieron de transporte de comidas a hospitales y de vacunas contra el COVID-19 desde plataformas logísticas hasta centros sanitarios, así como para el traslado sanitario de pacientes, algunos de ellos para trasplantes. Además, se llevaron a cabo labores informativas para el Centro de Coordinación Operativa Municipal ante Emergencias de la Comunidad de Madrid (CECOM) y el gabinete de crisis que la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas ya había formado en la sede de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112).Por otro lado, ERIVE colaboró también en el dispositivo de búsqueda de una persona con alzhéimer desaparecida en la localidad de Rivas Vaciamadrid. 

Posteriormente, entre el 8 y el 12 de enero, los días más críticos del temporal, los trabajos desempeñados por las unidades del ERIVE consistieron fundamentalmente en labores de rescate de ciudadanos que quedaron aislados en vehículos, y el reparto de mantas y alimentos a los afectados, entre ellos a una familia con un bebé de seis meses o a muchos camioneros que se vieron obligados a permanecer estacionados en diferentes espacios provisionales al no poder circular.

La intervención más complicada tuvo lugar en la noche del 8 al 9 de enero: en la Autovía del Sur (A- 4), la nieve bloqueaba a más de 300 vehículos. Los efectivos del ERIVE, con la colaboración de miembros de la Guardia Civil, además de repartir mantas a los afectados, consiguieron desbloquear esta carretera tras más de tres horas de intenso trabajo. Otra acción destacable de este en la A-4 fue el rescate de numerosos conductores y pasajeros que se habían quedado atrapados en sus vehículos tras la caída de un cable de alta tensión. 

Además de en las carreteras, también se prestó asistencia en domicilios cuyos residentes habían quedado aislados sin alimentos o suministros básicos.

Segunda activación, búsqueda de un desaparecido

El 6 de marzo, a petición de la Guardia Civil, ERIVE colaboró en la búsqueda de una persona desaparecida en Chinchón, que había manifestado en una nota escrita su intención de suicidarse.

En la búsqueda de esta persona, dirigida por el Instituto Armado, colaboraron doce voluntarios del ERIVE, que se desplazaron hasta la zona en cinco vehículos (una ambulancia, un vehículo de logística y tres todoterrenos).También participaron voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil de Morata de Tajuña, Rivas Vaciamadrid y Chinchón, además de numerosos vecinos.

En este operativo, el ERIVE se encargó de desplegar el puesto de mando desde el que se coordinó el dispositivo de búsqueda. Tras varias horas, el desaparecido fue encontrado a varios kilómetros de Chinchón.

Tercera activación, dispositivo del Puente de San José

El ERIVE también participó en el dispositivo especial que la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, a través de la ASEM112 organizó con motivo del Puente de San José. 31 de sus voluntarios colaboraron en el Cuerpo de Agentes Forestales en el control de accesos y aforos en diferentes puntos y áreas recreativas de la región, así como en el cumplimiento de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias frente a la pandemia del COVID-19. 

Durante esos días, sus efectivos también tuvieron que intervenir en algunas situaciones de emergencia: la asistencia a una persona por posible luxación de hombro; la atención con una unidad de soporte vital básico y posterior traslado a un hospital a otra que había sufrido una pérdida de conocimiento; y el traslado hospitalario, coordinado por el SUMMA 112, de un montañero lesionado y rescatado por el Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA). 

Comparte esta noticia en tu red preferida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

36,230FansMe gusta
7,408SeguidoresSeguir
3,898SuscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida