Expertos recomiendan moderar el consumo de algas comestibles por su alta concentración de cadmio

Según un estudio de la Anses (Asociación Nacional de Seguridad Social), hay que tener cuidado con el contenido de cadmio en las algas comestibles, un metal pesado considerado un carcinógeno humano y que está presente en altos niveles en algunas algas, como por ejemplo el wakame o la alga nori, por ello se recomienda moderar su consumo hasta que exista una regulación sobre los valores máximos permitidos.

En los países occidentales cada vez se consumen más algas comestibles por su alto valor nutricional y su carácter sostenible, sin embargo, existe un problema que la Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria, Ambiental y de Salud Ocupacional (Anses), ha hado a conocer en un comunicado, y es que hay que tener cuidado con el contenido de cadmio en las algas comestibles.

Según el estudio realizado por esta agencia francesa, en una cuarta parte de las muestras de algas comestibles que se han analizado, el contenido en cadmio superaba el valor permitido de 0’5 mg por kilo establecido en España, por lo que, desde la Agencia recomiendan no abusar de este alimento.

¿Qué es el cadmio?

El cadmio es un metal pesado considerado uno de los más tóxicos, que está clasificado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) como un cancerígeno humano que puede provocar diferentes problemas de salud, diarrea, vómitos, debilitamiento óseo, daños en el sistema inmunológico y el sistema nervioso central, su acumulación en los riñones etc.

El cadmio en su estado natural se encuentra en bajas concentraciones en la corteza terrestre y se considera un contaminante muy extendido en el medio ambiente. Sin embargo, la mano del hombre también produce el cadmio, especialmente en el sector de la industria y la agricultura, incrementando significativamente sus valores.

algas comestibles

Concentración de cadmio en las plantas

El estudio explica que este metal pesado penetra con facilidad en las plantas a través de sus raíces y accede fácilmente a la cadena alimentaria, a esto hay que añadir su presencia en el agua. En el caso de las ‘verduras del mar’, la Anses comenta que las algas tienen propensión a unirse fácilmente a los contaminantes que están presentes en el medio ambiente, como el arsénico, el plomo o el, en este caso, el cadmio.

En su momento, la UE ya habló de adoptar medidas para limitar la cantidad de cadmio presente en los alimentos y en especial en el chocolate.

Curiosamente y a pesar de que existen regulaciones europeas sobre este metal pesado, en el caso de las algas, no se han establecido niveles máximos, aunque hay un plan para determinar los valores máximos de cadmio, plomo y arsénico en las algas.

Finalmente, destacar que, según el estudio, la contaminación por cadmio es especialmente significativa en algas como la nori y el wakame, precisamente dos algas de las más consumidas. Otro dato interesante es el hecho de que existe un mayor riesgo de ingesta de contaminantes químicos en el consumo de las algas cuando se combinan con otros alimentos como, por ejemplo, el arroz, recordemos que es un alimento que destaca por su contenido en arsénico inorgánico. Y ahora todos estamos pensando en el sushi…

Comparte esta noticia en tu red preferida
Aurora Cancela Pérezhttps://www.cronicanorte.es
Aurora Cancela Pérez, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Colmenar Viejo. Es redactora en Crónica Norte desde 2017. Apasionada de la información local y los viajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Puede Interesarle...

35,165FansMe gusta
7,284SeguidoresSeguir
1,898SuscriptoresSuscribirte

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!

Comparte esta noticia en tu red preferida