Los españoles cada vez leen más, especialmente los adolescentes

Los índices de lectura españoles aumentaron 5,7 puntos en los últimos diez años, con una especial incidencia entre los adolescentes

El porcentaje de lectores de libros por ocio en su tiempo libre continuó su crecimiento en 2022 y ratifica la consolidación experimentada tras el importante incremento de los índices de lectura experimentados durante la crisis sanitaria

El Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2022, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), con el patrocinio de CEDRO y en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte, señala que el porcentaje de la población española que leyó algún libro durante al pasado año, ya sea por ocio o por trabajo, alcanzó el 68,4%. Si nos referimos solo a aquellos que leyeron por ocio en su tiempo  libre, el porcentaje se situó en el 64,8%, una cifra ligeramente superior a la del año pasado, cifra  que se incrementa hasta el 66,2 si añadimos a aquellas personas que sólo leyeron cómics en su tiempo libre. 

Las cifras recogidas en el Barómetro de 2022 reflejan que el incremento de los índices de lectura experimentados en 2020 como consecuencia del confinamiento y las restricciones de movilidad ha dejado paso a una consolidación que se inició el año pasado y que registra un ligero aumento en 2022.  

Situación de la lectura en España e los últimos 10 años

En esta ocasión, el Barómetro ha querido echar una mirada a lo ocurrido con la lectura en España  en los últimos diez años. Desde 2012, el índice de lectura en tiempo libre ha experimentado un crecimiento de 5,7 puntos porcentuales (De 57,9% a 64,8%). Si nos centramos, exclusivamente,  en los lectores frecuentes, aquellos que leen al menos una vez a la semana se mantuvo en 2022, con un 52,5% de la población, pero ha crecido en los últimos diez años 5,3 puntos porcentuales. Los lectores ocasionales, prácticamente se ha mantenido a lo largo de estos años (0,4 puntos porcentuales).

A pesar de que los datos son positivos este informe refleja que, aunque en descenso, aún persiste un importante número de españoles que no lee nunca o casi nunca (35,2%). “Poco a poco las cifras de lectura globales en España se van acercando a las medias europeas.  Es una realidad que hay tramos de edad y zonas geográficas en las que estas son plenamente  equiparables con los países de nuestro entorno. No obstante, mantenemos un tercio de la  población que no tiene la lectura entre sus actividades. Es tarea de todos trabajar para reducir  esas cifras, al mismo tiempo que mejoramos también los porcentajes de lectores frecuentes con  cifras notablemente superiores al 50 por ciento”, ha explicado Daniel Fernández, presidente de  la Federación de Gremios de Editores de España.

Índices de lectura en función de sexo, edad y localización geográfica  

Los datos del Barómetro reflejan otros aspectos relevantes sobre el hábito lector en España- Este está determinado en gran medida por la edad, el sexo, el nivel educativo y la región en la que se  viva. Las mujeres son considerablemente más lectoras que los hombres, un 69,9% frente a un 59,5%. Curiosamente, aunque el porcentaje de lectores tanto en mujeres y hombres han crecido en estos diez años (5,8 y 5,5 puntos porcentuales respectivamente). Se mantienen prácticamente 10 puntos de diferencia. Además, el porcentaje de mujeres lectoras en su tiempo libre es  significativamente superior al de los hombres en todos los tramos de edad, especialmente de los 25 a los 34 años.  

Por edades, el tramo con mayor población lectora es el comprendido entre los 14 y los 24 años  (74,2%). Es importante destacar que, desde 2012, el porcentaje de lectores con 65 y más años se ha incrementado por encima de la media de crecimiento general (13,7 puntos porcentuales, de  38,2% al 51,9%). 

En cuanto a los niveles de estudio, el 86,5% de universitarios lee en su tiempo libre. Esta cifra desciende al 62,3% entre la población que cuenta con estudios secundarios y al 39% entre los que  sólo han cursado estudios primarios. En todos los niveles se observan crecimientos de los índices  de lectura, siendo inferiores entre los que tienen estudios secundarios. 

En la práctica totalidad de las Comunidades Autónomas, el número de lectores en tiempo libre o  bien ha crecido o se ha mantenido estable con respecto a las cifras de 2021. La media nacional  experimenta un crecimiento, pero sigue existiendo desigualdad entre territorios. A la cabeza de la lista se sitúan Madrid (74,2%), Cataluña (68,7%), Navarra (68,2%) y País Vasco (68,2%), como  ya ocurrió el año pasado. En los últimos puestos repiten Castilla-La Mancha (59,6%), Canarias  (59,1%) y Extremadura (55,1%). Incluso en aquellas CCAA que cuentan con lengua autonómica,  la mayoría de los lectores prefiere leer libros en castellano. Con respecto a 2012, los porcentajes  de lectores son más altos en todas las comunidades autónomas, con un mayor crecimiento en  Asturias, Cataluña y Navarra.

Debemos seguir realizando un esfuerzo para ir reduciendo estos desequilibrios que refleja el  Barómetro. Desde hace unos años en la Federación estamos abogando por un Pacto Social por  el libro y la lectura que no solo implique a los partidos políticos sino al conjunto de la sociedad.  Hemos de pensar que las sociedades más lectoras son las que gozan de una mejor salud económica  y democrática, pues los libros contribuyen a contar con una sociedad más crítica”, apuntó Daniel Fernández. 

leer

Los niños y adolescentes los más lectores 

El informe refleja, también, los altos porcentajes de lectura entre los menores de 18 años, especialmente entre los jóvenes entre 10 y 14 años. El 85,6% de estos leen en su tiempo libre de  forma frecuente (78,2%) u ocasional (7,4%). Entre los jóvenes entre 15 y 18 años, el porcentaje  alcanza el 79,2% (67,7% lectores frecuentes y 12,2% ocasional). de los jóvenes entre 10 y 14 años

La lectura infantil se mantiene en valores elevados. Crece ligeramente la proporción e niños que  leen libros no de texto. Sin embargo, desciende ligeramente el tiempo semanal dedicado a la lectura  a los más pequeños. 

¿Por qué no leen los españoles? 

Los españoles que no cuentan con un hábito de lectura argumentan que la falta de tiempo libre  (44%) es su razón principal para no leer libros. El 30,6% señala que prefiere emplear su tiempo  libre en otros entretenimientos que no son la lectura, como pasear, descansar o ver series o  películas. Por su parte, el 29,3% de los no lectores manifiesta una falta de interés, y el 0,9% no lee por motivos de vista o salud. 

Lectura en soporte digital y audiolibros 

La lectura en soporte digital se mantiene estable, con un 29,5% de la población de 14 o más años  que lee libros en formato digital, muy similar a la registrada en el Barómetro de 2021. El E-Reader  (12,9%) y la Tablet (10,3%) siguen siendo los dispositivos más utilizados y la lectura en teléfono móvil continua su tendencia creciente, pasando en 2021 de un 7,3% a un 8,3% en 2022. 

Cabe destacar que, dentro del número de lectores en formato digital, el porcentaje de ellos que  pagaron por los libros descendió al 39% (frente al 43% de 2021). El porcentaje de los que se  descargaron libros de forma gratuita creció con respecto al año anterior y alcanzó el 66,3%, seis  puntos por encima de 2021. Un 52,5% de los lectores digitales se los bajó o descargó siempre  gratis. Los datos indican que, en España, de cada 10 libros descargados 6,6 son gratuitos.  

El 67% de los entrevistados para la elaboración del Barómetro que se descargan libros electrónicos  gratuitamente saben perfectamente cuando la descarga no es legal.  

Respecto a los audiolibros, en 2022 se estabilizó su número de usuarios y el 5,4% de la población  escuchó audiolibros al menos una vez al trimestre. El porcentaje de usuarios de este tipo de contenido es muy superior entre los menores de 35 años.  

Compra de libros  

Con respecto a la compra de libros, el porcentaje de la población española que ha comprado algún  libro (no de texto) durante el último año ha ido en aumento desde 2012, y en 2022 la cifra se sitúa  en un 52,8%, 12,5 puntos más que hace diez años.  

La librería tradicional sigue siendo el principal canal de compra de libros no de texto (69,9%)  elegido por los españoles, seguida de internet (44%) y de las cadenas de librerías (33,3%). Además,  es importante mencionar que internet se sitúa como el principal canal de compra entre los más  jóvenes (entre 25 y 30 años).  

Bibliotecas 

El uso de las bibliotecas es otro de los aspectos que cada año analiza el Barómetro de Hábitos de  la Lectura. En 2022, el porcentaje de la población que ha visitado una biblioteca crece un punto  con respecto al año anterior y alcanza el 26,2%. Sí que se observa que no se ha recuperado el uso  de estos servicios anteriores a la pandemia. El Barómetro también indica que las bibliotecas  públicas son las más visitadas (89,7%) por la población española. 

Los españoles otorgan una valoración muy positiva a su biblioteca habitual y le dan un notable  alto. Esto se repite en todas las comunidades autónomas, con Cataluña a la cabeza con un 8,8, seguida de País Vasco, Castilla y León y Cantabria, las mismas comunidades que lideraron la lista  en 2021.  

leer
Paula de Marcos Aragón
Paula de Marcos Aragónhttps://www.cronicanorte.es
Paula de Marcos Aragón, periodista, licenciada en Ciencias de la Información y vecina de Algete. Es redactora en Crónica Norte desde 2021. Aficionada a la fotografía y a los reportajes y documentales de periodismo de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
spot_img
spot_img
40,069FansMe gusta
7,865SeguidoresSeguir
40,069SuscriptoresSuscribirte

Puede Interesarle...

pronto descubrirás aquí algo nuevo...!!!